DOBLE LLAVE – Un reciente estudio de arquitectura reveló imágenes de lo que sería un concepto de ciudad flotante, diseñada y creada para resistir desastres naturales como inundaciones, tsunamis y huracanes.

El nombre de la ciudad es “Oceanix”, un proyecto encargado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el marco de sus objetivos de desarrollo sostenible, y está compuesta por varias plataformas hexagonales amarradas al fondo del océano.

Te podría interesar: Eficiencia se desplegó en la casa del futuro de LG Electronics

Lo increíble y llamativo de este proyecto es que puede albergar a nada menos que 10.000 residentes y tiene las instalaciones para producir su propia energía, agua dulce y calor. Por si fuera poco, está creada para crecer y adaptarse orgánicamente a través del tiempo, evolucionando de barrios a ciudades.

Al respecto, el director ejecutivo de ONU-Hábitat y el subsecretario general de la ONU, Maimunah Mohd Sharif, dijo en un comunicado lo siguiente: “Somos la agencia de la ONU encargada de trabajar con las ciudades, ya sea en tierra o en agua”.

El proyecto fue presentado el pasado miércoles 3 de abril, en una mesa redonda en Nueva York organizada por ONU-Habitat, el programa de Naciones Unidas que trabaja por un mejor futuro urbano, y es diseñado por el estudio danés Bjarke Ingels Group (BIG).

Por su parte, Bjarke Ingels, socio fundador de BIG, apuntó que “Nueve de cada diez de las ciudades más grandes del mundo estarán expuestas a niveles de mar crecientes en 2050. El mar es nuestro destino, también puede ser nuestro futuro”.

David Carrasquel

Con información de Tendencias21