0

DOBLE LLAVE Morella fue secuestrada en la década de los 80 por su pareja, de quien sobrevivió durante tres décadas tras encierro, golpizas, vejámenes y abusos sexuales. Esta mujer sufrió los últimos 31 años viviendo en cautiverio.

La víctima fue raptada por su pareja, Mathías Salazar Moure, cuando ella tenía 17 años y él 23, para ese momento el hombre le propuso huir de su familia bajo la excusa de que no lo aceptaban y una vez que se encontraron en el terminal de Valencia (Carabobo) la amenazó.

Morella pasó 31 años encerrada en un apartamento del piso 4 de la torre C en el conjunto residencial Los Mangos, en la avenida Constitución de Maracay, estado Aragua. No podía ver la luz del día ni asomarse a la ventana, estuvo más de tres décadas en la oscuridad, oyendo la radio y viendo canales regionales en la televisión.

En una entrevista la mujer contó que el apartamento no tenía sócates, cuando se ocultaba el sol quedaba a oscuras, las cortinas eran gruesas, no podía hacer ruido y las pocas veces que los vecinos escucharon algo, Mathías respondió que era la señora de limpieza.

«El Gordo Mathías«, como llaman al hombre, iba al apartamento para darle de comer un menú que en todo ese tiempo no varió: arroz, huevos o lentejas. Allí, abusaba sexualmente de ella, la amenazaba, le daba severas golpizas y si no accedía a tener sexo con él, la privaba de agua o alimentos.

El 24 de enero de 2020 logró escapar y se dirigió al Instituto de La Mujer del estado Aragua, donde relató todo lo sucedido.

A “El Gordo Mathías» lo imputaron por los delitos de violencia sexual, esclavitud sexual, inducción al suicidio, violencia psicológica y actualmente, está en la cárcel de Alayón, luego de que le dictaran medida privativa de libertad.

Morella es asistida por un equipo multidisciplinario de especialistas, y presenta un cuadro de desnutrición que se está tratando, así como carencia de vitaminas. Psicólogos y psiquiatras han estado cerca de la víctima.

Quizás sea de su interés: Cruz Roja de Venezuela recibió 42 toneladas de ayuda humanitaria

Gabriela Morales

Con información de otros medios

Turista argentino en Japón es el primer latinoamericano con coronavirus

Artículo anterior

Aprueban ley que requiere permiso paterno para abortar en Florida

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas