0

En el barrio Los 70, ubicado en la parroquia El Valle (Caracas/Venezuela), se produjo un robo en horas de la madrugada del lunes primero de julio. En dicho asalto, se suscitó el asesinato de dos mujeres.

Las occisas fueron identificadas como Lisbeth Brea Polanco (24) y Daylin Noemí Guarato (23), mientras que una tercera dama de nombre Ericka María Galíndez Licerio (30) se mantiene herida de gravedad en la sala de terapia intensiva del Periférico de Coche.

Según declaró María Elena Brea, hermana de Lisbeth Brea, las tres mujeres eran comerciantes y llegaron a Caracas el domingo con el objetivo de comprar zapatos y ropa para revenderlos.

Al no conseguir donde pernoctar, habrían decido pasar la noche en casa de una amiga de Eicka María Galíndez, la cual es apodad “La Gocha”, Esta mujer estaría implicada en el ataque, ya que era la única persona que sabía que el trío de damas portaba una fuerte cantidad de dinero, aproximadamente 800 mil bolívares, que emplearían en la compra de mercancía.

De acuerdo con las versiones recabadas, aproximadamente a las cuatro de la madrugada el marido de “La Gocha” se llevó del inmueble a su pareja y regresó en compañía de tres sujetos más y junto a ellos abusó sexualmente de las damas.

Luego de atacarlas y robarlas, los antisociales las sacaron a la fuerza de la casa, secuestraron un jeep que circulaba por el sector y metieron a las mujeres adentro, le ordenaron al conductor que manejara y varios metros más adelante las mataron. Lisbeth Brea recibió dos tiros, uno en la cabeza y otro en el pecho; a Daylin Guarato le dieron un balazo en la cabeza; mientras que Ericka Galíndez recibió un impacto de bala en el cuello que le afectó las vértebras cervicales.

Creyéndolas muertas, los hampones ordenaron al conductor del vehículo lanzar los cuerpos por un barranco y se retiraron del lugar. Pero no tomaron en cuenta que una de las mujeres había sobrevivido a la balacera y, malherida, le pidió al chofer que no la dejara morir, que la llevase a un hospital. El hombre trasladó a las tres hasta el Hospital Periférico Dr. Manrique Terrero de Coche, donde fueron ingresadas y la sobreviviente pudo narrar la historia de terror que acababa de vivir.

Minutos después de su ingreso a la sala de emergencia, los antisociales llegaron al hospital para rematarlas, pero los vigilantes respondieron que las mujeres habían sido trasladadas a otro centro asistencial.

LS

Con informción de El Universal

Fotografía Gettyimages

Prohiben los “selfie sticks” en Disney

Artículo anterior

Desmantelada red que traficaba personas

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos