El país ha sido acusado varias veces de actuar más duramente contra este grupo que ante el Estado Islámico
0

Turquía bombardeó, mediante seis aviones de combate, posiciones del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, durante la noche del martes, tras el atentado suicida de Estambul que dejó diez muertos.

Turquía se unió a la coalición internacional contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI), pero las posiciones del PKK siguen siendo su principal objetivo de ataques.

Tras el atentado suicida del martes en Estambul, no se reportaron ataques aéreos contra posiciones de los yihadistas, a quienes las autoridades turcas atribuyeron el ataque.

El EI no lo ha reivindicado por el momento, como tampoco hizo con otros dos grandes atentados suicidas en territorio turco, que dejaron más de 140 muertos el año pasado.

Turquía ha sido acusada en varias ocasiones de actuar más duramente contra el PKK que contra el EI, que controla amplias zonas en Siria e Irak.

El PKK lucha por una mayor autonomía para la minoría étnica kurda que ha denunciado discriminación a lo largo de los años. Ankara lleva ahora a cabo una dura ofensiva contra el proscrito partido.

LS

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Khalid al Mousily.

Asamblea Nacional acata fallo del TSJ

Artículo anterior

Alemanes apuestan por vialidad suramericana

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos