La nueva medida que se encuentra en la Gaceta Oficial N° 41.392 será aplicada en bolívares actuales como en soberanos
0

DOBLE LLAVE – El pasado 22 de marzo, el presidente Nicolás Maduro, anunció que el próximo 04 de junio del 2018, entrará en vigencia una reconversión monetaria y dicha medida se basa en la eliminación de tres (3) ceros a la moneda.

Así mismo, el Jefe de Estado reveló que se realizaría la emisión de un nuevo cono monetario, formado por dos monedas de 0,5 céntimos y un bolívar. Por su parte, los nuevos billetes corresponderán a la denominación de 2, 5, 10,20, 50, 100, 200 y 500 bolívares.

El Banco Central de Venezuela (BCV) enfatizó que este nuevo cono, bautizado como “bolívar soberano”, tiene como objetivo: dinamizar la disponibilidad de efectivo en el país, eliminar la inflación, luchar contra la especulación, evitar la retracción de bolívares, recuperar el poder adquisitivo de la moneda, reducir la tenencia per cápita de papel moneda y simplificar el computo en las transacciones y los presupuestos.

Leer más: La reconversión monetaria es “indiferente a la inflación”

Medidas sin impacto en la hiperinflación

El economista y docente, Oscar Torrealba, señala que la reconversión monetaria es “una medida contable” que resulta positiva para hacer más fácil las cuentas que llevan las empresas, las personas y el gasto público. No obstante, la medida por sí sola no tiene un mayor impacto en el problema hiperinflacionario del país.

El especialista señala que la reconversión no garantiza que se dinamice la economía, pues la acción es sólo “una inversión que sustituye todo el cono monetario anterior”.

En este contexto, la acción anunciada por el Ejecutivo Nacional sólo se suma a la espiral de hiperinflación en la que viven los venezolanos, donde la “tenencia de efectivo per cápita no alcanza” a causa de la “gran emisión de dinero” realizada por el BCV que en definitiva crea hiperinflación.

Sustitución del “fuerte” por el “soberano”

Según el último  informe oficial emitido por el BCV, en noviembre de 2017, la base monetaria de Venezuela se ubicaba en 64.567.442.932.000. Dicha cifra se discrimina en:

  • Billetes y monedas en circulación: 6.137.243.580.000
  • Depósitos de instituciones bancarias del país: 58.396.943.008.000
  • Depósitos especiales del público: 33.256.344.000

Este balance revela que para el último trimestre del 2017, había nueve (9) veces más  dinero electrónico que en papel moneda, lo que explica el porqué de la escasez de efectivo que ha tenido lugar en los últimos meses.

Por otra parte, Torrealba apunta que llevar a cabo el lanzamiento de un nuevo cono monetario supone una costosa  inversión por parte del Estado.

En este orden, en junio de 2018, se necesitará una mayor cantidad de bolívares soberanos, para hacer una sustitución eficaz del actual cono en circulación y con ello reducir las posibilidades de que a lo largo del proceso de reconversión, la crisis de efectivo de agudice.

Economistas estiman que el poder adquisitivo de la población puede caer en un 50 por ciento en un mes

Tiempos de adecuación

El especialista hace énfasis en que el tiempo estimado para hacer una reconversión es de un año.

A lo largo de este tiempo se debe llevar a cabo una campaña publicitaria que informe competentemente a la ciudadanía de los cambios que se generarán a nivel monetario. Asimismo, este período es el indicado para:

  • Realizar adecuaciones: técnicas y contables.
  • Ofrecer un tiempo de convivencia prudencial entre ambos conos.
  • Generar suficientes bolívares soberanos, para que la gente renuncie al efectivo “viejo” que posea.

Más información: Expertos reaccionaron frente a la reconversión monetaria

El corto alcance del billete de cien mil

El pasado 14 de marzo, se anunció el lanzamiento de un nuevo billete de cien mil bolívares. No obstante, con el anuncio de la reconversión monetaria, el mismo fue marcado con una pronta fecha de caducidad.

Torrealba, señala que el lanzamiento de este billete está ligado al planteamiento de que no se puede parar la emisión de dinero. Sin embargo, enfatiza que “es un billete que pierde vigencia no por la reconversión y sino porque su valor está devaluado”.

El economista señala que “la crisis” con este billete, es que no tiene poder adquisitivo. Así mismo, señala que en el futuro, el novedoso billete de 500 tampoco tendrá valor, dado que se enfrenta una hiperinflación galopante.

“Una actualización de cono monetario tiene beneficios contables y de ahorro de cálculo. Pero si no se acompaña de medidas adecuadas, en un periodo de un año, el nuevo cono no servirá de mucho” comentó Torrealba.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

SoFi, el pez robótico que documenta la vida marina

Entrada anterior

Carlos Alvarado ganó elecciones de Costa Rica

Siguiente entrada

Comments

Leave a reply

More in Destacadas