0

DOBLE LLAVE El pasado 16 de octubre, el vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, anunció una serie de medidas económicas bajo la premisa de “combatir las sanciones impuestas por Estados Unidos”.

Oscar Torrealba, economista y CEO de Opuntia

Las nuevas disposiciones dotan a la banca privada de la posibilidad de ingresar a las subastas del Sistema de Mercado Cambiario (Dicom), la imposición del euro como divisa de referencia transaccional y un aumento en el porcentaje asignado al encaje legal.

El economista y CEO de Opuntia, Oscar Torrealba, comentó que dichas medidas son un “discurso de pared” porque“en vez de atacar la inflación y la constante devaluación, lo único que se logra es disminuir las posibilidades de supervivencia de las empresas que están tratando de subsistir a esta crisis en Venezuela”.

 Mayor contracción del crédito bancario

La resolución emitida por el Banco Centra de Venezuela, elevando el encaje legal del 31% al 40% “significa que la banca privada va a tener menos disponibilidad de crédito, es decir, menos dinero disponible para poder emitir préstamos”, apunta el especialista.

El experto explica que el encaje son depósitos obligatorios que la banca privada tiene que mantener en el BCV, es decir, son depósitos que no pueden destinar a préstamos. Por lo tanto, el aumento de este coeficiente de reservas, lo único que hace es restringir el crédito a personas naturales y jurídicas.

Leer también: El Aissami anunció nuevas medidas económicas, frente a las sanciones

Torrealba enfatiza que a nivel económico los bancos son responsables de una “expansión secundaria de dinero” a través de la actividad crediticia, lo que genera presión inflacionaria. Sin embargo, este no es el caso de la situación venezolana debido a que la banca privada ha disminuido la velocidad de emisión de crédito en comparación con los aumentos vertiginosos de la base monetaria, o dicho de otro modo, del dinero creado desde el BCV para financiar el déficit fiscal. La actual coyuntura que enfrenta el país ha causado que las instituciones financieras reduzcan la emisión de préstamos por iniciativa propia con la finalidad de reducir el riesgo.

“La inflación en Venezuela no se debe a una expansión secundaria de dinero, sino a una expansión primaria, cuya responsabilidad plena es del BCV. No se está resolviendo absolutamente nada aumentado el encaje legal, porque la banca privada por sí sola ha disminuido la velocidad de crédito“, agregó

El CEO de Opuntia señala que a lo largo de los últimos meses algunas empresas se han apalancado en el crédito para sobrevivir a la crisis y que esta medida les quita la posibilidad de seguir activas.

Operaciones transadas en euros

Para el economista, el hecho de que la economía se va a manejar en euros no va a hacer que la crisis desaparezca.

“El dólar sigue rigiendo la economía y la economía está cada vez más dolarizada por el mismo efecto hiperinflacionario”, enfatiza Torrealba.

Te puede interesar: Medidas económicas en marcha “tienen cosas buenas y cosas malas”

Asimismo, relata que a pesar de que actualmente se puedan generar ingresos en dólares, de igual manera se está perdiendo poder adquisitivo,  una muestra de ello es que para el mes de septiembre la inflación en dólares fue del 97% según los cálculos realizados por el del Inflaciómetro de Caracas, hechos por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad).

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

Jair Bolsonaro busca apoyo de Mauricio Macri

Artículo anterior

La Bundesliga pretende conquistar los Estados Unidos

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Destacadas