El experto en tecnología Fran Monroy Moret aseguró que hay bancos que han replicado su data en varios recintos para blindarse
0

DOBLE LLAVE – La caída de todos los servicios del Banco de Venezuela ocurrida el miércoles pudo evitarse o, al menos, recuperar la normalidad en un lapso de tiempo menor al que estuvo la suspensión, según datos oficiosos recibidos por Fran Monroy Moret, periodista especializado en tecnología.

Se conoció que la falla en el servicio fue ocasionada por un incendio en el banco de baterías de la entidad bancaria, debido a una falla eléctrica en la torre principal. Los servicios fueron detenidos por prevención, mientras esperaban que su proveedor de tecnología (EMV Software) certificara que los discos que guardan la data estaban bien para arrancar el sistema.

El siniestro fue controlado por los bomberos “en un tiempo prudencialmente positivo”, indicó Monroy.

“Entendemos que tuvieron que empezar con un arranque suave al mediodía del jueves y no hubo manera de completar la operación”, agregó el experto. Los servicios fueron restablecidos en el transcurso de la noche del jueves.

Responsabilidades

Monroy expresó sorpresa ante la falta de un back up (copia de seguridad) en la nube, una infraestructura de crisis y recuperación de desastre para atender la eventualidad en el Banco de Venezuela. Los usuarios estuvieron por más de 36 horas sin poder utilizar su dinero por cualquier método de pago o retiro.

El periodista señaló que “en cualquier parte del mundo” el banco hubiese sido sancionado. Recordó el ejemplo del 2 de diciembre de 2016, cuando hubo una falla en Credicard y “hubo hasta gente presa por una falla infinitamente menor que esta”. Ese viernes se cayó la plataforma de puntos de venta y cajeros.

“Aquí no ha habido responsabilidades, culpables ni nadie que se haya echado el muerto encima”, comentó en una entrevista exclusiva con Doble Llave.

Precauciones

La data de cualquier banco o empresa que maneje un volumen importante de datos no se almacena en un solo disco sino en varios que actúan como uno solo, a fin de multiplicar la posibilidad de evitar fallas, explicó Monroy. Estos discos pueden ser afectados por el polvo de hollín o los químicos generados por un incendio, afectando la data.

“Lo más loco es que no haya suficiente lógica de trabajo para este tipo de desastres; por ejemplo, el Banco Occidental de Descuento (BOD) tiene su data replicada en tres sitios, Maracaibo, Caracas y un tercero secreto”, dijo el especialista. Agregó que en caso de un ataque a los dos sitios conocidos la plataforma “no cae tan fácilmente”.

Alertó que el Banco de Venezuela y el Bicentenario “no están bien” en cuanto a inversiones, en comparación con las instituciones que hicieron adquisiciones hasta 2014 o 2015. Acotó que “los bancos pequeños están relativamente bien”, pese a problemas con la adquisición de divisas.

“El usuario está amarrado”

Los usuarios son los más afectados y es poco lo que pueden hacer al respecto, indicó Monroy. Sus opciones son ser pacientes y esperar el restablecimiento del sistema o emigrar a la banca privada: lo que conllevaría a una posible corrida en las entidades públicas como riesgo colateral.

Propuso que los clientes sean beneficiados con un aumento en los límites de crédito u otras formas. Entre el miércoles y jueves hubo usuarios que estuvieron en aprietos al no poder realizar pagos de emergencia, como por ejemplo en una clínica.

“El usuario es el que está más amarrado (…) Si fuera el Banco de Venezuela, aparte de blindarse para evitar futuros desastres, compensaría a los clientes con algo”, resaltó.

 Abel López / @Zakont

¿Deseas tener más informaciones de prevención y resguardo? Únete a nuestro canal en Telegram https://t.me/DobleLlave

Argentina adquiere material para prevenir disturbios en G20

Artículo anterior

Niegan que rectores promuevan la abstención

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas