Las autoridades chilenas tomaron la medida después de un enfrentamiento entre hinchas el pasado fin de semana
0

Las autoridades chilenas decidieron suspender nuevamente la final del torneo de fútbol entre Colo Colo y Santiago Wanderers, tras las amenazas de los hinchas de repetir los graves desórdenes ocurridos el pasado fin de semana.

«Están demasiado frescas las imágenes de lo que ocurrió el pasado domingo, además, ya teníamos la información respecto a posibles desmanes y enfrentamientos de los fanáticos», confirmó Omar Jara, gobernador de Valparaíso.

La nueva suspensión del partido se debió a amenazas que recibió la Gobernación de Valparaíso de parte de hinchas de Santiago Wanderers, que le advirtieron a la autoridad de que atacarían los buses que trasladen a la delegación de Colo Colo hasta el estadio.

El partido fue suspendido el domingo aún antes de que comenzara y después de que centenares de hinchas rivales se enfrentaran en el centro del puerto de Valparaíso. Los desórdenes se trasladaron luego hasta la cancha del estadio Elías Figueroa del Santiago Wanderers, donde fueron utilizadas armas de todo tipo. Tras los desmanes, el gobierno ordenó el retorno de la policía al interior de los estadios para partidos de alto riesgo.

Desde hace algunos años, los clubes chilenos, en su mayoría sociedades anónimas, deben contar con guardias privados al interior de los estadios para garantizar la seguridad de los asistentes y jugadores.  Además de la presencia policial, las autoridades acordaron, entre otros puntos, que sólo podrán ingresar de momento a los estadios en partidos de alta complejidad aquellas personas que estén en la lista del Registro Nacional de Hinchas.

AW

Con información de dpa.

Fotografía Gettyimages.

Niños refugiados fallecen en el Egeo

Artículo anterior

Presuntos islamistas juzgados por ayudar a sirios

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Prevención