0

DOBLE LLAVE – Varios soldados de EE.UU. resultaron heridos en el bombardeo iraní del pasado 8 de enero contra una base militar en Irak con presencia de tropas norteamericanas, en represalia por la muerte en un ataque estadounidense del general Qasem Soleimaní, considerado un héroe en el país persa.

El nuevo balance fue dado a conocer en un comunicado por la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) que lidera Washington.

Las cadenas CNN y Fox, que citan a un alto cargo militar, elevan a 11 el número de heridos.

En un principio, el Pentágono había informado de que el ataque no había causado heridos; pero, ahora, después de evaluar otra vez a las víctimas, las autoridades identificaron algunos síntomas de posibles conmociones cerebrales debido a la fuerza del impacto de los misiles.

“Aunque ningún militar estadounidense murió durante los ataques del 8 de enero en la base de Ain al Asad, algunos fueron tratados por síntomas de conmociones cerebrales y todavía están siendo evaluados”, indicó el portavoz de la coalición militar, Bill Urban, en un comunicado.

Asimismo, explicó que “por precaución” los militares fueron transportados desde la base de Ain al Asad, en el oeste de Irak, hasta el centro médico regional de Landstuhl, un hospital del Pentágono en Alemania.

“Cuando se les consideren aptos para el servicio, se espera que los miembros del servicio regresen a Irak luego de ser evaluados”, agregó el comunicado.

Quizás sea de su interés: Israel ataca objetivos de Hamás en respuesta a disparo de proyectiles

Gabriela Morales

Con información de Agencias

La AN mostró presuntas pruebas de ilegalidad en juramentación de Luis Parra

Artículo anterior

Murieron 11 presuntos sicarios en choque con militares en México

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas