0

El cansancio constante, dolores de cabeza y problemas en la vejiga podrían ser síntomas de la hipersensibilidad electromagnética producida por las ondas liberadas por el Wi-Fi, los celulares y cualquier aparato con este tipo de radiación.

Esta “alergia al Wi-Fi” es denominada así porque los síntomas también se notan en la piel en forma de enrojecimiento, picazón y sensación de comezón, tal como en una dermatitis de contacto, ante las ondas de Wi-Fi; justamente por eso no es fácil diagnosticarla, pues sus manifestaciones se pueden deber a casi cualquier cosa.

Si bien la Organización Mundial de la Salud no reconoce la enfermedad como tal, se cree que el 5% de la población mundial sufre uno o más de los síntomas de la hipersensibilidad electromagnética, pero sólo un puñado de los casos son graves y requieren de alguna intervención médica.

Referente a esta “enfermedad” hay dos teorías: una es que las condiciones en el ambiente como el reflejo de la pantalla de los electrónicos y ese tipo de luz pueden hacer a una persona propensa de sufrir esta alergia, o que esto sea provocado por el pensamiento de que constantemente estamos expuestos a las ondas electromagnéticas y por lo tanto, esa persona desarrolla este síndrome.

Lo que es una realidad es que en países como Suecia se reconocen los efectos nocivos del Wi-Fi y pueden ser causa de incapacidad en el trabajo.

Alejandra Watts

Con información de El Tiempo.

Fotografía Gettyimages.

Fuerza aérea de EE.UU. diseña nuevos aviones

Artículo anterior

Ganale a los robots con estas habilidades

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas