0

DOBLE LLAVE – Por tercer día consecutivo la ciudad de Caracas amaneció con largas colas en la mayoría de sus estaciones de servicio.

Fuentes cercanas al sector petrolero informaron que la escasez de combustible se debe a que la planta Desintegradora Catalítica de la Refinería Amuay, la única planta procesadora que estaba en servicio en el país, está paralizada desde el pasado 3 de noviembre por fallas en equipos.

Desde la mañana de este jueves, desde el oeste hasta el este de la ciudad capital, las colas en las bombas de gasolina sobrepasaban los 30 vehículos, observándose mayor afluencia en las estaciones de servicios ubicadas en Altamira, La Castellana, Chacao, Plaza Venezuela, Chuao, Caricuao, El Cafetal, El Paraíso, Los Palos Grande, la Av. Andrés Bello, Santa Mónica y la Av. San Martín.

Por su parte, el presidente de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Wills Rangel, descartó que exista un problema en la Gran Caracas con el tema del combustible, “los trabajadores están comprometidos para regularizar la situación”, indicó.

“Caracas en lo particular no tiene problema de stock del combustible (…) Podemos decirle a Caracas que tenga confianza que no hay posibilidad de que se quede sin combustible o con poco combustible; porque no hay racionamiento en Caracas”, afirmó Rangel.

“Para el interior ya nos estamos moviendo con el tema de las gandolas que también tenemos otra situación con eso”, agregó.

Quizás sea de su interés: Dos muertos y 1.200 desplazados por inundaciones en Sudáfrica

Gabriela Morales

Con información de Agencias

OCI llama a países islámicos a superar los conflictos

Artículo anterior

Defensa de Roberto Marrero denuncia que no fue trasladado a tribunales

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas