Diagnosticar un malware no es difícil, se debe estar atento a las apps, datos móviles y revisar las facturas
0

La abundante actividad maliciosa que se genera hoy en día convierte en una posibilidad muy concreta la infección de tus dispositivos. Sumado a eso, la gran cantidad de tiempo que dedicamos a estar conectados va disminuyendo la vida útil y el rendimiento de los equipos.

Eset, una de las compañías líderes en detección proactiva de amenazas, comparte algunos puntos claves para identificar si un dispositivo móvil es víctima de algún código malicioso:

  1. Comportamiento extraño del sistema o las aplicaciones: una pista para diagnosticar malware en el dispositivo puede ser el repentino fallo de aplicaciones que normalmente funcionan sin ningún problema. Si no se ha realizado algún proceso reciente de actualización del sistema o de la aplicación en cuestión e inesperadamente esta comienza a cerrarse o mostrar variados mensajes de error, puede que algún código malicioso esté interfiriendo en el equipo.
  2. El historial de llamadas o mensajes posee entradas no conocidas: revisar frecuentemente el historial de llamadas en busca de números desconocidos es recomendable. Muchos códigos maliciosos intentan realizar llamados o enviar mensajes a números internacionales y algunos podrían dejar rastros de su actividad. Este tipo de códigos termina teniendo impacto directo en el usuario, quien debe pagar por gastos ilícitos.
  3. Excesivo uso de datos: aplicaciones maliciosas podrían estar utilizando el sistema de datos para realizar comunicaciones con los centros de comando y control utilizados por los cibercriminales, para descargar órdenes y actualizaciones, como así también filtrar información robada del terminal.
  4. Se reciben extraños mensajes SMS: es uno de los canales utilizados por los delincuentes para controlar a los terminales infectados, y consiste en enviar mensajes con órdenes que el código malicioso interpretará para luego obrar en consecuencia. Los códigos maliciosos móviles pueden utilizar el envío de sms a otros números pertenecientes a la agenda de contactos del equipo para propagarse.
  5. Revisar la factura: escudriñar mensualmente los gastos móviles que se computan al número de teléfono es una buena práctica para detectar rápidamente actividad maliciosa.

AW

Con información de AE Tecno.

Fotografía Gettyimages.

Gillette culmina patrocinio por corrupción

Artículo anterior

Pekín activa la “alerta roja” por contaminación

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas