0

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la masa ósea y el aumento de la fragilidad en los huesos. El mayor problema de este padecimiento es que no presenta síntomas en un principio, por ende las personas se dan cuenta al sufrir una fractura.

Para prevenir esta enfermedad es recomendable tomar vitamina D3 y calcio. Ahora un estudio revelado por la Universidad de Castilla-La Mancha evaluó la influencia de diferentes deportes en la pubertad para reducir el riesgo de esta patología a través de la actividad física.

En esta investigación trabajaron con 200 niñas españolas, entre 9 y 13 años de edad, divididas en cinco grupos según el deporte que practicaban: natación, fútbol, baloncesto, balonmano y un grupo que no ejercitaba. También se dividió a las niñas entre las prepúberes, antes de la pubertad, y púberes, durante de la pubertad.

En base a esto se realizaron dos tipos de prueba, un test Tanner para evaluar su grado de desarrollo sexual y una densitometría ósea para conocer su composición corporal. En relación a las niñas que no se ejercitan, más allá del ejercicio obligatorio del colegio, los resultados arrojaron que ser inactivas no favorece la adquisición de masa ósea en edades tempranas.

En los grupos de niñas que realizan actividades físicas las mas beneficiadas fueron las que practicaron fútbol, baloncesto y balonmano, deportes de alto impacto osteogénico, porque éstos ayudan al fortalecimiento de los huesos. Mientras que las jóvenes que practicaron natación no garantizaron una mayor acumulación de masa ósea, en relación a las que practican otros deportes.

GP

Con información de Yahoo News.

Fotografía Gettyimages.

Caja negra de avión ruso registró un ruido

Artículo anterior

Emprendimiento en tiempos de crisis

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas