0

DOBLE LLAVE – El prestigioso geólogo Jaime Incer advirtió este martes, que casi la cuarta parte de la reserva de biosfera de Bosawas, noreste de Nicaragua, ha sido “totalmente arrasada” por la tala de bosques, que, de proseguir, ocasionaría la destrucción total del llamado “pulmón verde de Centroamérica” en 15 años.

Tras un recorrido en la zona protegida de más de 16 mil kilómetros cuadrados, Incer pudo constatar “un deterioro progresivo y alarmante” del Bosawas, prácticamente unos 2.700 kilómetros cuadrados estarían completamente destruidos, talados y quemados, significando la desaparición de casi un cuarto de la superficie total de la reserva.

El geólogo explicó que la región, declarada “reserva de biosfera” por la Unesco, sufre la acción de empresas madereras y campesinos que han invadido tierras para sembrar, expulsando incluso a las comunidades indígenas oriundas del lugar.

Instó a los gobiernos de otros países a pronunciarse en contra de la explotación ilegal de la reserva, ya que, al parecer, las autoridades nicaragüenses han desistido en el intento de protegerla, “la destrucción de Bosawas sigue avanzando sin que nadie haga nada para evitarlo”, sentenció.

La zona protegida esta formada por un bosque húmedo tropical con numerosas especies en peligro de extinción, y de donde han nacido los ríos más grandes y caudalosos de Nicaragua.

Incer asegura que es necesario prevenir la destrucción de este pulmón ecológico y la única forma de hacerlo, además de desalojar a los invasores, es apostando por una reforestación intensiva, especialmente en la zona de Las Segovias (noroeste), donde han desaparecido unas 400 mil hectáreas de bosques.

Yelimar Requena

Con información de dpa.

EE.UU. y Nicaragua contra el narcotráfico

Artículo anterior

Descubre las apps para comunicadores

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas