La nueva política de seguridad busca posibilitar intervenciones militares junto a otros países socios
0

Decenas de miles de personas se congregaron este domingo en diversas ciudades de Japón para protestar por la política de Seguridad del jefe de gobierno Shinzo Abe.

Tan sólo en Tokio 120.000 personas salieron a la calle a pesar de la lluvia y se congregaron delante del Parlamento para pedir la retirada de la ley de seguridad propuesta por el gobierno.

La ley contempla que, por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, soldados japoneses puedan ser enviados a misiones de combate en el extranjero. En el acto de protesta se escucharon numerosas peticiones de dimisión de Abe.

En otras 200 ciudades del país también hubo concentraciones multitudinarias.

El año pasado Abe dio una nueva interpretación a la Constitución de posguerra del país para reforzar la potencia militar de Japón, en parte por la fuerza que está tomando China.

Con esta ley, Japón quiere posibilitar intervenciones militares junto a socios en materia de seguridad como Estados Unidos. Tras la aprobación en el poderosa Cámara Baja del Congreso, la nueva ley se debate en la Cámara Alta.

Muchas personas consideran que esta nueva doctrina militar supone dar la espalda al pacifismo. El artículo 9 prohíbe el uso de la fuerza con la excepción de la defensa de un ataque directo contra Japón.

AG

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Kyodo.

Venezuela: país de violencias

Artículo anterior

Crean marcapasos inalámbrico

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas