0

Un policía afgano envenenó y luego mató a tiros a 10 de sus compañeros, en la provincia central de Uruzgán.

Según las autoridades el policía primero envenenó a sus compañeros y luego los mató a tiros durante la noche del lunes, en un puesto de control situado en el área de Shpilokh, en el distrito de Chinartu. Además, el asesino habría tenido vehículos con extremistas armados en su interior.

Por su parte, dos soldados estadounidenses murieron en agosto del año pasado cuando un soldado afgano abrió fuego contra ellos en la provincia de Helmand. Según declaraciones del protavoz del gobernador de Uruzgán, “el sospechoso continúa prófugo”.

Natasha Guevara

Con información de dpa.

 

Explosiones en Siria dejan 14 muertos

Artículo anterior

Fútbol italiano bajo investigación fiscal

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos