Las corporaciones farmacéuticas apuntan a su inclusión en medicamentos
0

DOBLE LLAVE – La socióloga e investigadora Sintya Valdez, ahondó en la razón que permite a las mujeres de algunas tribus indígenas de Paraguay poder evitar sus embarazos, hallando que el uso de plantas como la cangorosa, la caroba o el helecho son remedios usados desde hace miles de años por ellas.

Dos pueblos indígenas de Paraguay, los paî tavytera, del departamento de Amambay (norte), y los mbya guaraní, de la zona de Caaguazú (centro), recurren a estas plantas.

La socióloga, quien es hija de una mujer campesina que sobrevivió a 15 embarazos y dio a luz a 12 hijos, observaba intrigada que las mujeres indígenas tenían tres o cuatro hijos, muchos menos que las mujeres no indígenas de zonas rurales, lo que la llevó a iniciar la investigación.

Valdez es la autora del documental “Tekopora”, que recoge algunos de estos usos medicinales.

En la indagación, descubrió que las indígenas conocen las propiedades anticonceptivas de ciertas plantas, y también qué partes deben emplear, cuándo deben consumirlas o en cuánta agua deben hervirlas para preparar infusiones eficaces.

Las indígenas saben emplear plantas anticonceptivas que carecen de los efectos secundarios asociados a los anticonceptivos hormonales, como el aumento de peso, las irregularidades en los ciclos menstruales, o la esterilidad tras un uso prolongado, según contaron las indígenas a Valdez.

Además, los saberes ancestrales de los indígenas sobre plantas medicinales están en el punto de mira de las corporaciones farmacéuticas y otras empresas multinacionales, que ya patentaron decenas de especies vegetales nativas de Paraguay, como la stevia, indicó Valdez.

Mariale Peña

Con información de Yahoo

Exigen políticas que alejen a los jóvenes de la violencia

Artículo anterior

Makro aclara comunicado de Carnet de la Patria

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Destacadas