Aún se desconoce el paradero de los tres militares españoles del SAR
0

España busca a tres militares desaparecidos desde el jueves cerca de la costa del Sáhara Occidental tras sufrir un accidente en un helicóptero Super Puma en el que viajaban.

Aunque en un primer momento se informó de que habían sido rescatados, el gobierno español sigue sin noticias de ellos.

El ministro de Defensa español, Pedro Morenés, confirmó este viernes que los tripulantes de la aeronave están desaparecidos y que ésta se encuentra hundida en el mar a unos 40 metros de profundidad.

«No perdemos la esperanza, pero trabajamos con todas las hipótesis y no vamos a escatimar ningún medio», dijo en una rueda de prensa ofrecida desde Gran Canaria, a donde se desplazó este viernes para seguir de cerca el desarrollo de los acontecimientos.

La información sobre el suceso ha sido confusa en las últimas horas. El accidente se produjo el jueves a 70 kilómetros de la costa del Sahara Occidental, en el noroeste de África. Horas después, Defensa anunció el rescate de los militares tras recibir un informe de la Gendarmería de Marruecos que especificaba que habían sido socorridos por un pesquero, según dijo el ministro.

Sin embargo, la falta de noticias a lo largo del día inquietó a sus familias y a las autoridades españolas.

Volaban el capitán José Morales Rodríguez, de Barcelona, casado y con un hijo; el teniente Saúl Lopez Quesada, de Madrid y soltero, y el sargento Jhonander Ojeda Alemán, de Gran Canaria y con pareja, único superviviente del accidente que sufrió un aparato del mismo servicio el año pasado en Canarias.

Ningún pesquero llegó con los militares a bordo al puerto de Dajla, el más cercano a la zona del accidente, y el Ministerio de Defensa de Marruecos envió a España una carta de disculpa por «haberse hecho eco» de una información que no había contrastado debidamente, según informaron medios españoles.

Morenés explicó hoy que el gobierno español no descarta que los tres militares -un capitán, un teniente y un sargento- estén a bordo de un pesquero sin comunicaciones, pero que al ser la información «confusa», el operativo de búsqueda se va a centrar en acceder a la cabina de la aeronave.

El helicóptero siniestrado, perteneciente al Servicio de Búsqueda y Rescate (SAR), cayó al Atlántico cuando regresaba a su base en Gando (Gran Canaria) tras haber participado en unos ejercicios de entrenamiento en Senegal y haber hecho escala en Mauritania.

Buceadores de la Armada y un helicóptero del Ejército del Aire rastrearon este viernes la zona donde tuvo lugar el accidente.

KYL

Con información de dpa.

Google enfrenta a Microsoft Office

Entrada anterior

Violencia sexual afecta a refugiados

Siguiente entrada

Comments

Comments are closed.

More in Destacadas