A la masa se le agregan ingredientes tomando en cuenta su valor en la prevención de males a largo plazo
0

DOBLE LLAVE – Investigadores de la Universidad de las Ciencias de la Vida, en Wroclaw, buscan recetas para hacer del pan algo más que un elemento esencial de nuestro desayuno. El profesor Zygmunt Gil, líder del proyecto, pone a prueba diferentes ingredientes que cree proveerán protección contra enfermedades como la diabetes y el cáncer.

Lo hace añadiendo frutas secas o yerbas tomando en cuenta sus propiedades en la prevención de enfermedades. Asimismo, busca preservar el valor nutricional de esos «aditivos» durante el proceso del horneado, manteniendo a la vez el sabor original del pan.

Gil desea que veamos a este alimento como una pastilla que comemos cada día, sin tener que pensar en sus propiedades: “será una pastilla que, aparte de sus nutrientes básicos, incluirá además ingredientes no nutricionales importantes desde un punto de vista fisiológico. Se trata de componentes como fibra, compuestos polifenólicos, que son importantes en la prevención de enfermedades de estilo de vida, como la obesidad y enfermedades relacionadas con la diabetes. Estos componentes tienen la intención de prevenir la formación de procesos cancerígenos o que deterioran nuestra salud”.

Lo que normalmente se considera desperdicios, como los remanentes sólidos y la pulpa de la fruta, productos de la extracción de jugo, son congelados en seco, molidos finamente y por último añadidos al pan previo al horneado.

Entre los ingredientes se enumeran manzana, extracto de cacao, coco, cebolla, repollo colorado y muchos distintos tipos de semillas, como la avena y la linaza.

Amanda Gómez

Con información de Voz de América.

Fotografía Gettyimages.

Japón construye auto eléctrico sin batería

Artículo anterior

Alertan sobre presencia de cocodrilos en costas

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas