0

DOBLE LLAVEPaíses Bajos, Bélgica, Italia y Austria decidieron el domingo 20 de noviembre prohibir los vuelos con el Reino Unido después de que ese país detectara una nueva variante de COVID-19 que le obligó a confinar a más de 20 millones de personas. Medida de suspensión de vuelos comerciales a la que se han sumado otras naciones.

No hay pruebas de que la nueva variante sea más letal que las anteriores pero si indicios de que es más infecciosa, lo que desató la alarma en el continente y los contactos entre socios comunitarios ante la posibilidad de que más países se sumen a lo que ya amenaza con convertirse en un aislamiento de Gran Bretaña.

El primero en reaccionar fue el Instituto de Salud Pública de Países Bajos (RIVM), pidió a Sanidad el control de los movimientos de pasajeros con el Reino Unido “tanto como sea posible” para limitar “la introducción de esta cepa de virus” en territorio neerlandés, por lo que el gabinete tomó la decisión de prohibir el tráfico aéreo de personas procedentes de las islas británicas al menos hasta el 1 de enero.

La medida por ahora es provisional: sólo 24 horas, aunque puede extenderse

En este sentido, el impedimento no incluye el transporte de mercancías, ni la movilidad del personal sanitario, y se mantienen abiertos los puertos, como el de Róterdam, así como el transporte ferroviario, por lo que aún es posible viajar en auto, tren y barco.

Asimismo, Bélgica tomó la medida provisionalmente por solo 24 horas a partir de la medianoche del domingo, pero además del transporte aéreo incluye el ferroviario, indicó el primer ministro del país, Alexander De Croo.

Adicionalmente, Italia suspendió los vuelos y prohibió la entrada a las personas que hayan estado en el Reino Unido en los últimos 14 días, anunció el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, precisando además que la decisión fue comunicada a las autoridades de Londres.

Las personas que hayan estado en ese país y se encuentren ya en Italia deberán someterse a una prueba de coronavirus

El titular de Sanidad italiano, Roberto Speranza, aseguró que la nueva cepa descubierta en Londres es “preocupante” por lo que, a la espera de conocer el parecer de los científicos, el gobierno opta por “la máxima prudencia”.

Por su parte, el gobierno austríaco no permite el aterrizaje de aviones procedentes del Reino Unido, para atajar posibles contagios.

Según los medios de Dublín, a esos cuatro países se unirá previsiblmente  Irlanda, cuyo gobierno restringirá también vuelos y transbordadores procedentes del Reino Unido.

Otros países, como Portugal, advirtieron que no suspenderán al menos de momento los vuelos con las islas británicas, mientras que el gobierno español pidió a la Unión Europea (UE) una respuesta comunitaria coordinada sobre prohibir el tráfico aéreo con el Reino Unido.

Quizás sea de su interés: Biden presenta a su equipo para luchar contra el cambio climático

 

Gabriela Morales

Con información de agencias y medios internacionales

 

En el agua está la energía de la vida, explica Luis Alberto Cuenca (1)

Artículo anterior

Camiones con la vacuna de Moderna rumbo a hospitales de EE.UU.

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas