0

DOBLE LLAVE – Después de una larga lucha por parte de los familiares del bebé británico, Charlie Gard, sus padres decidieron abandonar el caso frente a los tribunales.

Los familiares, estaban intentando conseguir un permiso por parte de la corte para que su hijo recibiese un tratamiento especial en Estados Unidos con el fin de alargar su vida.

Sin embargo, un último diagnóstico indicó que ya era muy tarde para poder tratar a Charlie.

El bebé, padece de una extraña enfermedad genética denominada «depleción de ADN mitocondrial«, la cual afecta en gran medida al cerebro.

Hasta los momentos, los padres habían logrado recaudar unos 1.5 millones de euros en donaciones. Durante todo el proceso judicial, la justicia británica le había dado la razón al hospital el cual se negaba a otorgar el permiso necesario.

Krystian Tovar

Con información de dpa

FARC cerca de presentar su partido político

Artículo anterior

Pancartazo llega a centros electorales

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply