0

DOBLE LLAVE – Las organizaciones humanitarias están acelerando al máximo sus operaciones en Centroamérica ante la llegada del huracán Iota, tras verificar que las víctimas de Eta, son más de lo que se estimaba y bajo la posibilidad de que se forme un tercer huracán.

“Es la primera que vemos en noviembre dos huracanes fuertes y cuyo recorrido difiere en menos de 25 kilómetros, lo que significa que tendrá un impacto básicamente en las mismas áreas”, explicó el portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en Ginebra, Clare Nullis.

Aunque Iota perdió fuerza rápidamente tras tocar tierra en Nicaragua, los daños ya son cuantiosos y se agregan a los que causó Eta, que afectó a cinco millones de personas en la región, según los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En este sentido, la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU envió a San Pedro de Sula, en Guatemala, un equipo de siete especialistas que evaluarán los daños para determinar las necesidades humanitarias y apoyar el trabajo del gobierno en las próximas semanas.

Por su parte, la Federación Internacional de la Cruz Roja, la red humanitaria más grande de ayuda y que coordina las acciones en 150 países, proporcionó  botes de salvamento en caso de que se realice una gran operación de rescate.

Desastres ocasionados por el huracán Iota

Iota dejó destrucción en Nicaragua

El huracán Iota dejó destrucción en la costa Caribe de Nicaragua la madrugada de este martes 17 de noviembre, tras impactar con categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, y causó inundaciones en el litoral Pacífico, ya degradado a categoría 1.

Iota, clasificado como “extremadamente peligroso”, dejó sin techo algunos de los principales edificios de Bilwi, ciudad principal de la Región Autónoma Caribe Norte (RACN) de Nicaragua, donde se habían refugiado 38.000 de las 40.000 personas evacuadas en 250 centros de albergue.

Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), uno de los edificios que quedó a la intemperie fue el Hospital Provisional de Bilwi, lo que obligó a las Fuerzas Armadas a trasladar a un lugar más seguro a los pacientes y al personal de salud.

Además, sedes religiosas, escuelas que fungían como centros de albergue y viviendas también perdieron sus techos, algunos de los cuales amenazaron la vida de personas que se arriesgaban a andar en la calle en medio del vendaval.

Cabe destacar que las autoridades temen que durante su paso por la zona fronteriza con Honduras, Iota cause más inundaciones, así como deslizamientos de tierra, a pesar de que se está degradando rápidamente a tormenta tropical.

Quizás sea de su interés: Lota sube a categoría 5 y deja un destructivo paso por el Caribe colombiano

 

Gabriela Morales

Con información de medios internacionales y agencias de noticias

 

Expertos investigan en Bolivia brote de un extraño virus similar al Ébola

Artículo anterior

Amazon incursiona en el negocio de farmacia en Estados Unidos

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas