0

El primer mandatario estadounidense, Barack Obama, redujo la pena de 46 presos que están detenidos por delitos menores relacionados con droga. La mayoría de ellos, condenados a cadena perpetua, serán liberados a principios de noviembre.

En un mensaje que escribió el presidente a los presos les dijo: «ahora depende de ustedes de sacar el mayor provecho de esta oportunidad». En total fueron acortadas bajo el gobierno de Obama 90 condenas.

Estados Unidos impuso en los años 80 duras penas en el caso de procesos menores por drogas, por lo que las cárceles del país están llenas. Teniendo en cuenta únicamente los penales federales, casi uno de cada dos presos está allí por un delito relacionado con sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

El confinamiento de personas detenidas por delitos no violentos relacionados tiene un costo anual de 80 mil millones de dólares. Desde el anuncio del gobierno de amnistiar estos delitos, 35 mil presos o el 16% de los detenidos presentaron pedidos para abandonar antes la cárcel.

DS

Con información de dpa.

Fotografía Gettyimages. 

Cárcel por homicidio de un PNB

Artículo anterior

Nuevo plan de seguridad en El Salvador

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.