0

DOBLE LLAVE – Con motivo de la conmemoración del 75 aniversario del levantamiento del pueblo de Varsovia contra la invasión nacionalsocialista, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, pidió este jueves perdón a Polonia por los crímenes nazis.

«Me avergüenzo de lo que le hicieron a su país los alemanes y en nombre de Alemania. Y me avergüenza el hecho de que este se haya silenciado durante demasiado tiempo después de la guerra», declaró Maas en el Museo del Levantamiento de Varsovia, en la capital polaca.

Al mismo tiempo, se pronunció a favor de un monumento en memoria de las víctimas polacas del régimen nazi en Berlín. «Eso es algo que debería haberse hecho hace mucho tiempo», subrayó el político socialdemócrata.

Leer también: Contacto entre Bruselas y Londres sobre el Brexit concluyó sin avance

«Un monumento así no sólo sería un gesto de reconciliación con Polonia. También sería importante para nosotros, los alemanes mismos», opinó, a la vez que añadió que, los crímenes no se podían deshacer y muchas heridas probablemente nunca se curarían, «pero podemos contribuir a que la víctima sea recordada y hacerlo de manera apropiada».

En Berlín ya existen monumentos recordatorios de grupos individuales de víctimas de la época nazi. El más grande y conocido es el Monumento a los judíos de Europa asesinados, junto a la Puerta de Brandeburgo. También hay monumentos a los sintis y romaníes y a los homosexuales asesinados.

Los políticos polacos llevan ya tiempo pidiendo un monumento en memoria de las víctimas polacas. Actualmente, también existe una iniciativa de miembros del Parlamento alemán de todos los bloques parlamentarios, excepto del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

El 1 de agosto de 1944, el Armia Krajowa -Ejército Nacional y principal movimiento de resistencia polaco- se levantó contra las fuerzas de ocupación nazis. Después de 63 días, el levantamiento de Varsovia fue reprimido sangrientamente. Alrededor de 200.000 soldados y civiles polacos murieron durante los combates, y alrededor de medio millón de personas fueron deportadas posteriormente. Como venganza, la capital polaca fue arrasada casi por completo por los nazis.

Maas es el político alemán de mayor rango invitado a la conmemoración del alzamiento desde el ex canciller Gerhard Schröder, quien estuvo en Varsovia en 2004 con motivo del 60 aniversario.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de dpa

Amnistía Internacional sufre amenazas de muerte en Israel

Artículo anterior

Universitarios de la UCAT serán incluidos en programa de Beca A Un Pana

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Destacadas