Reactivación progresiva: Perspectiva de las inversiones ante el confinamiento atenuado
0

DOBLE LLAVE – El gerente de mercados alternativos de Intelinvest, abogado Juan Carlos Apitz, considera que, es necesario dar respuesta desde la perspectiva económica y de las inversiones a la pregunta ¿qué podemos esperar en las próximas semanas cuando las economías se reactiven?

Intelinvest - Juan Carlos Apitz

Así, el abogado y asesor integrante del equipo gerencial de la casa de valores explica que, “la pandemia global continúa afectando severamente la vida de cientos de miles de habitantes en el mundo, en tanto la mayoría de los países mantiene la cuarentena o confinamiento con diferentes matices. Hace algunas semanas, el mundo se debatía entre profundizar el distanciamiento social para controlar el contagio o abrir y atenuar progresivamente, utilizando medidas sanitarias mínimas que pudieran estabilizar la economía. Ahora, con el S&P 500 recuperando los retornos de los meses anteriores, es oportuno y prudente preguntarse desde la perspectiva económica y de las inversiones ¿qué podemos esperar en las próximas semanas cuando las economías se reactiven?”

Nadie ha visto o experimentado una circunstancia así

La característica fundamental de un contexto como el que vivimos es una creciente incertidumbre respecto a lo que va a pasar en los próximos meses. Intentar adivinar el futuro es rara vez lo que se hace cuando se invierte inteligentemente. Como bien apuntó Howard Marks, nadie ha visto una circunstancia parecida a la que estamos viviendo, y todo lo que intentemos controlar puede terminar con un resultado desastroso, trae Apitz a colación.

En su conversación también expone que, muchos inversionistas relacionan el efecto económico del COVID-19 a un shock similar a la crisis financiera global de 2008, o incluso, al comportamiento de los mercados financieros en el famoso crack de 1929. Sin embargo, vale destacar que hoy estamos viviendo un proceso de desapalancamiento del sector corporativo, es decir, los shocks de oferta y demanda que hemos experimentado han obligado a las compañías a repensar sus niveles de endeudamiento, pues sus ingresos se han visto (y verán) seriamente mermados. Esto contrasta con un proceso de desapalancamiento muy distinto al de 2008, pues aquel shock impactó inmediatamente a los consumidores, quienes habían invertido en instrumentos financieros que el propio sector financiero había ofrecido.

“El S&P 500 ha recuperado progresivamente los retornos cosechados en los meses previos a la pandemia, un resultado del que se sentía orgulloso el presidente Donald Trump y que ha cambiado la perspectiva de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Aún cuando los principales indicadores económicos asoman un clima bastante gris, los principales bancos centrales del mundo están concentrados en impedir que los mercados financieros regresen a los niveles mínimos que tuvimos en marzo. De allí que sea preferible respetar el famoso postulado de “Don’t fight the Fed” (No combatas a la Fed). Aunque no podamos observar este índice como un indicador fidedigno de la situación económica de Estados Unidos (el Russell 2000 parece ser el proxy real de la economía americana), los inversionistas pueden centrar su atención en el mercado de bonos y el mercado de acciones con diferencias bien marcadas”.

Juan Carlos Apitz estima, y así lo comunica en representación de la casa de valores, que el mercado de deuda empezará a mostrar retornos interesantes con horizontes de inversión de 1 a 2 años, pero el clima de las acciones parece ser muy variado. En el caso de los mercados de valores, los inversionistas deben centrar su atención en las acciones de compañías que fueron severamente castigadas por el reciente sell-off, pero que sus estados financieros no muestran un clima de apalancamiento preocupante y el nuevo esquema de economía digital pueda beneficiar significativamente sus ingresos. Estas compañías, aunque todavía no dan señales de compra claras, ya empiezan a mostrar precios verdaderamente atractivos para los grandes inversionistas institucionales.

Interesantes variables: digitalización, preparación y resilencia

Para observar y confirmar tendencias de forma mucho más activa en los mercados financieros necesitamos saber qué estamos buscando, precisa Apitz. Al observar el mercado de valores, tanto el americano como el europeo, podemos identificar tres variables que pueden ser muy interesantes: 1) digitalización, 2) preparación (o capacidad de adaptación) y 3) resiliencia. Dado que la economía y su estructura están teniendo cambios sustanciales debido a la cuarentena y las transformaciones del mercado laboral, las empresas que logren digitalizar o crear espacios de comercio digital, podrán estabilizarse y ofrecer mejores resultados a sus inversionistas en el mediano plazo.

Foto referencial

“Luego, los gerentes tienen el reto inmenso de demostrar que el plan de negocios puede adaptarse a los nuevos tiempos y seguir ofreciendo la misma propuesta de valor, pero con mecanismos innovadores para fortalecer las marcas y la posición de mercado. Por último, las compañías que se han visto severamente afectadas por la pandemia global están obligadas a demostrar un ánimo fortalecido por levantarse; las compañías (e incluso las naciones) que mejor sepan responder a las dificultades, probablemente se ganen la confianza de los mercados. Ya hay muestras de estos elementos en el sector tecnológico, con innovaciones de almacenamiento y trabajo en la nube y el sector de seguridad digital”.

Esta segunda fase en medio del COVID-19 obliga a construir portafolios que van más allá de los paradigmas tradicionales. Por ejemplo, el clásico “60/40” (60 % acciones, 40 % bonos) de las instituciones y fondos de pensiones podrían resentir seriamente el desempeño o estancamiento que podemos observar en los próximos meses. Bajo este clima de extrema incertidumbre, con indicadores que nada garantizan una recuperación rápida, lo mejor es posicionarse de acuerdo a lo que nuestra propia observación va dictando. Ello conduce a entender que la recuperación no es generalizada, muchos activos podrán ir mostrando beneficios atractivos más rápido y nuestro esfuerzo debe centrarse en quiénes están superando la pandemia y quiénes están preparándose para responder mejor a las dificultades, concluyó el gerente de mercados alternativos de Intelinvest, casa de valores.

Más información: Intelinvest define a Artemis como una efectiva opción de protección patrimonial

 

DOBLE LLAVE

Tomado y con información de entrevista en Bitfinance.News

 

Al menos 300 detenidos durante protesta en Hong Kong

Artículo anterior

Maduro ajustará el precio de la gasolina

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas