Sufrir osteoporosis muchas veces va vinculado a lo genético, otras veces es por el mal habito de algunas personas
0

DOBLE LLAVE – Como todas las partes del cuerpo, los huesos están formados por tejido vivo que se renueva constantemente, nuevos huesos aparecen al mismo tiempo que los huesos viejos son reabsorbidos por el organismo; ambos procesos tienen lugar simultáneamente, de manera que el hueso nuevo ocupa el lugar del viejo para mantener la salud y solidez de toda la estructura.

Se puede decir que el esqueleto humano se renueva por completo cada diez años, pero cuando este delicado equilibrio se altera, porque disminuye la formación de hueso nuevo, o porque aumenta la reabsorción, o por ambas causas simultáneamente, aparece la tan temida osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad ósea en la que los huesos se vuelven más porosos, debido a que aumenta el número y la amplitud de las celdillas que existen en su interior,  esto genera una disminución de la densidad de los huesos, haciéndolos más delgados y frágiles de lo normal.

La osteoporosis no produce síntomas, es posible que una persona la padezca y no se dé cuenta de ello hasta el día en que sufra una fractura; el mejor modo para descartar esta posibilidad es realizar una densitometría ósea, es decir, un examen que evalúe la densidad mineral del hueso.

Para conservar unos huesos resistentes es necesario mantener una dieta balanceada, rica en calcio y vitamina D, cultivar el hábito de hacer ejercicio, evitar el alcohol y el tabaco, así como el exceso de cafeína, seguir un control médico periódico y prepararse para cuando llegue la menopausia. Y no esperar a que sea demasiado tarde para comenzar.

María Cordero

Con Información de Agencias

Robots sentirán dolor

Artículo anterior

Agreden a diputados en el CNE

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Prevención