0

DOBLE LLAVE – Según la nutricionista y miembro de la Unidad Bariátrica del Instituto Médico La Floresta, Roxana Pérez, el aislamiento social que se mantiene en el país incrementó la obesidad en los grupos familiares.

Pérez señaló que, el 60 % de sus pacientes subieron de peso debido al sedentarismo, el consumo de azúcares refinados, grasas saturadas y la disminución de la ingesta de vegetales y frutas, durante el período de confinamiento.

Según la nutricionista, la situación en consulta es parecida a los inicios de año cuando los pacientes buscan contrarrestar los excesos de la época decembrina y quieren volver a la rutina.

El sedentarismo y la ansiedad inciden en el consumo de azúcar generando la obesidad

«La mayoría subieron entre tres y siete kilogramos, por lo que necesitan iniciar un plan de alimentación sana y balanceada, acompañado de un entrenamiento que por los efectos de la cuarentena también ha quedado a un lado ”, detalló.

La especialista explicó que, la ansiedad también impacta de forma significativa en la vida de los venezolanos pues se incrementa por la falta de trabajo, circunstancia país y esto se traduce en la ingesta de dulces, chucherías y comidas que aumentan las cargas calóricas diarias y producen un exceso de grasa corporal.

Lee también: Trabajadores de Google se mantendrán en casa hasta el 2021

 

Gabriel Velásquez

Con información de redes sociales y otros medios nacionales

 

Asamblea Nacional: DDHH son alterados en Venezuela, más ahora en plena pandemia

Artículo anterior

Oposición logró destinar recursos para atender la pandemia en Venezuela

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Prevención