0
Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles Simón Bolívar

Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles Simón Bolívar

Jimbert Gabriel Hernández y Carlos Hernández, dos jóvenes que no se conocían y compartían algo más que el apellido: la pasión por la música. Ambos formaban parte del Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles Simón Bolívar. Sin embargo, la violencia les arrebató la vida.

Jimbert Gabriel, de 15 años de edad, vivía en la calle Zulia de la parroquia La Vega en Caracas, estudiaba tercer año de bachillerato en la Unidad Educativa Vargas II en El Paraíso, y era violinista becado del Núcleo Infantil de Montalbán de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.

El sábado Jimbert ayudaba a su padrastro en un puesto de verduras y hortalizas en la calle San José, en la redoma de La India. A las 9:00 am pasó una camioneta doble cabina, blanca, desde la que dispararon en diferentes direcciones. Fue allí cuando el joven recibió el disparo.

Su padrastro, que recibió un disparo rasante en la espalda, lo trasladó al hospital Pérez Carreño donde fue intervenido en dos oportunidades, pero murió el lunes.

La División contra Homicidios del Cicpc se encuentra en investigaciones para identificar a los autores del crimen. Sin embargo, aún no han encontrado a los culpables.

Al oriente del país, en la urbanización La Candelaria de Cantaura, en el estado Anzoátegui, vivía Carlos Hernández Urbáez, un niño de 13 años de edad, miembro del núcleo en esa localidad del Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles Simón Bolívar.

Carlos llegaba junto a sus padres y su hermanito de 6 años de un ensayo. A las 8:30 pm, cuando entraron a su casa, fueron sorprendidos por delincuentes que exigían a Carlos Hernández, el padre del muchacho, las llaves del carro. Hernández y su esposa, Elvira Urbáez, fueron sometidos. El joven logró escaparse, buscó una botella para defenderlos y llamó a una tía para pedir ayuda. Pero cuando los antisociales vieron al niño con la botella, le dispararon en la cara con una escopeta y golpearon fuertemente a los padres, quienes fueron alcanzados por las esquirlas del disparo.

Ayer en la madrugada fueron aprehendidos 7 miembros de la banda delictiva, según informó Eriberto Carrera, director de la Policía Municipal de La Candelaria. Además, 2 de ellos fueron ultimados: Kerwin William León, de 20 años de edad, y Víctor Alfonzo León, que eran hermanos conocidos como “los caraqueños”.

Extraoficialmente se pudo conocer que Yickson Ortiz Figuera, de 25 años de edad, señalado como el presunto homicida del niño y jefe del grupo, fue entregado bajo presión por sus familiares ayer a las 5:40 am.

EC

Con información de El Nacional

Ahorrar energía en casa es fácil

Artículo anterior

Saca a los mosquitos de tu casa

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos