Inicia discusión sobre futuro de Rousseff
0

DOBLE LLAVE – El plenario del Senado brasileño comenzó este miércoles para decidir sobre la apertura de un juicio político contra la actual presidenta Dilma Rousseff.

Si esta fuese el consenso final, la mandataria quedaría suspendida provisionalmente de su cargo por seis meses aproximadamente. El vicepresidente, Michel Temer asumiría la presidencia.

Pidiendo “sobriedad” y “rapidez” a sus colegas, el presidente del Senado, Renan Calheiros, empezó la sesión en la que cada participante tendrá quince minutos para explicar su voto. Se estima que en general, pasaran diez horas antes de que conozca el desenlace.

Según medios locales, alrededor de 50 senadores están dispuestos a votar a favor de un juicio contra Rousseff. Lo que representa nueve votos más de lo necesario para llevar a cabo el proceso.

Luego de los seis meses de plazo, el Senado realizará una sesión final que dirigirá Ricardo Lewandoswki, presidente del Supremo Tribunal Federal. En la misma se votará si se le retiran los cargos o por el contrario se condena a la mandataria, que significaría su destitución.

Para ello, se necesitan al menos 54 votos a favor. La votación de este miércoles, se realizará después de la ponencia de los 60 legisladores.

Opiniones encontradas

El impeachment de Dilma Rousseff será un proceso “largo y traumático”, advirtió el presidente del Senado, Renán Calheiros, antes de arrancar la “histórica” sesión donde se decide el futuro de la mandataria.

“Voy a tener con el nuevo presidente de la República la misma relación que tuve con la presidenta Dilma Rousseff. Es incompatible que un presidente del Senado participe en la conformación de un gobierno. Voy a colaborar institucionalmente”, agregó Calheiros, al mismo tiempo que indicó que aún faltan cosas por aclarar antes de darle el paso a un gobierno interino. “Mi expectativa es que todo ocurra normalmente“.

Por su parte, la presidenta Dilma indica “voy a luchar con todas mis fuerzas, usando todos los medios disponibles, medios legales, medios de lucha”, refiriéndose a el juicio político al que podría enfrentarse. “El último día de mi mandato es el 31 de diciembre de 2018″ afirmó.

Esta batalla se produce a sólo tres meses de los Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro, mientras Brasil enfrenta lo que representa su tiempo más fuerte de la historia, aunado a la alta corrupción que se vive en el país.

Por todo esto, la mandataria se encuentra aislada y ha perdido el apoyo de la mayoría de los partidos de su gobierno.

Angélica Rodríguez.

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Ueslei Marcelino.

Colombia victoriosa en competencia militar

Artículo anterior

Jeff Bezos va por más con nuevo servicio de vídeo

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas