Investigadores explicaron que la bebida puede provocar alteraciones en los ciclos circadianos, lo que incrementa riesgos
0

DOBLE LLAVE – Una investigación del Instituto Politécnico Nacional de México logró demostrar que la ingesta excesiva de alcohol puede «alterar el ritmo con el que los tejidos se sincronizan para realizar funciones fisiológicas como la alimentación«, lo que ocasionaría que diversas enfermedades se desarrollen «más rápido».

Iván Villanueva Becerril, investigador de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, explicó que el alcohol puede provocar alteraciones en los ciclos circadianos, lo cual incrementa el riesgo de sufrir sobrepeso, irritabilidad, deficiencias cognitivas, resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2.

«En condiciones normales, los tejidos mantienen una relación de ajuste temporal constante, que inicia cuando sale el sol y disminuye cuando no hay luz, por lo que estos mecanismos se aceleran al despertar y bajan la intensidad al dormir», resaltó.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de EFE y otros medios.

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

Brasil condenó invalidación de dirigentes y partidos en Venezuela

Artículo anterior

Dos fallecidos y más de 150 heridos por terremoto en Taiwán

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Prevención