A propósito del desperfecto, Doble Llave te ofrece las instrucciones para el uso correcto de la bolsa de aire
0

Por lo menos 814 vehículos en Estados Unidos serán revisados por fallas detectadas en airbags instalados en los carros del fabricante de lujo Ferrari.

La administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA), anunció que los airbags del proveedor Takata podrían reventar debido a un mal procedimiento de fabricación y, si se produce la falla, se da una explosión que hace volar trozos de un revestimiento metálico en el interior del vehículo.

El llamado, que afecta a varios modelos 2015, comenzará el 30 de julio, señaló la NHTSA en su página web. Ferrari aún no se pronunció al respecto, por lo que no está confirmado que el retiro se deba a la falla mencionada.

A propósito de este desperfecto, es importante que los usuarios de esta y otras marcas de vehículos sepan que el airbag tiene cuatro funciones:

  • Primero, para absorber parte de la energía cinética del cuerpo, frenando suavemente el movimiento de los pasajeros.
  • Segundo, para evitar un impacto contra elementos interiores del carro (volante o parabrisas).
  • Tercero, para reducir el riesgo de heridas producidas por fragmentos de cristal procedentes del parabrisas, sobre todo en cara y ojos.
  • Cuarto, para disminuir el movimiento de la cabeza y, con ello, el riesgo de lesiones cervicales.

Algunas instrucciones para el uso correcto del airbag:

  • Colocarse a una distancia correcta del airbag delantero, no demasiado pegados al volante en el caso del conductor. Esta distancia nunca debe ser inferior a 10 centímetros, siendo la ideal de unos 25 centímetros, para evitar un impacto directo y fuerte de la bolsa contra la cara. También es recomendable colocar correctamente las manos sobre el volante y los pies sobre el piso del vehículo para evitar desplazamientos inesperados del cuerpo.
  • El airbag del acompañante es incompatible con las sillitas infantiles que se sitúan en la parte delantera y en sentido inverso a la marcha. La explosión del airbag lanzaría el asiento del niño hacia las plazas traseras con grave riesgo de lesiones. Por este motivo, no coloque nunca un sistema de retención infantil orientado hacia atrás en un asiento protegido por un airbag activo instalado frente al asiento.
  • Por último, el airbag, debido a algún fallo de su mecanismo, puede no activarse con el golpe y luego hacerlo cuando se está efectuando el rescate de las víctimas. Para estos casos, antes de rescatar a los heridos, es recomendable quitar los bornes de la batería y esperar unos minutos, tiempo suficiente para que cualquier energía que se encuentre en la centralita del airbag se descargue por completo y no haya riesgo de que explosione.

Para encontrar más información al respecto, haz clic aquí. 

DS

Con información de dpa y Circula seguro.

Fotografía Gettyimages. 

Reino Unido en contra de redes sociales

Artículo anterior

Si eres comerciante podrás vender en Facebook

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas