El juez encargado del caso opinó que el exfuncionario incurrió en los supuestos delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionarios públicos
0

DOBLE LLAVE – En el año 2014 el exvicepresidente argentino, Amado Boudou aseguró durante un programa de televisión que “El final más negativo que podría tener mi caso es que me envíen a juicio”.

Ahora, más de tres años después, Boudou afrontará un juicio por segunda vez desde que el 9 de diciembre de 2015 dejó la función pública junto a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La primera había sido entre junio y agosto pasado, acusado de falsificar los documentos de un auto, un delito del que se libró porque la causa había prescrito.

Pero esta segunda imputación fue el motivo que lo llevó a ser alejado del poder fue su presunta participación, junto a un grupo de amigos y allegados, en la adquisición de Ciccone Calcográfica, la principal imprenta de billetes privada del país.

En mayo pasado, el juez federal Ariel Lijo consideró probada la acusación contra Boudou y elevó el caso a juicio. En su dictamen, el juez opinó que el ex vicepresidente argentino incurrió en los supuestos delitos de “abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionarios públicos, negociaciones incompatibles y malversación de caudales públicos”.

Lijo explicó que la maniobra comenzó a planearse en 2010, cuando Boudou llevaba algo más de un año al frente del Ministerio de Economía argentino, cargo que mantendría hasta diciembre de 2011, cuando asumió la vicepresidencia del país.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de dpa

Accidente de tránsito deja 13 heridos en Valencia

Artículo anterior

Ascienden a 59 las muertes por masacre en Las Vegas

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply