0

DOBLE LLAVE – Con una campaña llamada “12 meses, 12 consejos” fisioterapeutas españoles trabajan en la difusión de las aplicaciones menos conocidas de la Fisioterapia, como el tratamiento de alteraciones orofaciales o temporomandibulares.

La articulación temporomandibular o ATM es un engranaje fundamental para la movilidad de la mandíbula que nos permite poder masticar los alimentos y hablar. Sus alteraciones, añade, dan lugar a disfunciones entre las que encontramos la limitación y desviación de la apertura de la boca, la limitación de la lateralidad y los ruidos intra-articulares, que afectan al conjunto funcional del habla, la masticación y la deglución” dice José Santos, experto en el área cráneomandibular.

Esto se traduce en síntomas dolorosos asociados en cabeza, cuello, oídos, maxilares, esternón, ojos, dientes, así como zumbidos, vértigos, pérdida de equilibrio, problemas visuales, alteraciones de la posición y sensación de quemazón.

Santos recomienda a las personas que padezcan alguno de estos síntomas que acudan al fisioterapeuta, ya que “son los fisioterapeutas los que pueden estudiar desde la posición hasta la integridad todo el sistema masticatorio, valorar el problema y ofrecer tratamiento a estas limitaciones y dolores”.

La Fisioterapia puede ayudar en esta patología trabajando sobre la reeducación postural (cómo nos sentamos para comer y estudiar) y la corrección del bruxismo y hábitos como morderse las uñas, los bolígrafos, etc.

Ninoska Moncada

Con información de ABC

Edificio se derrumba en la India y 7 fallecidos

Artículo anterior

American Airlines inauguró oficina en Cuba

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Prevención