Las personas afectadas presentaron síntomas de asfixia y fueron atendidas de manera inmediata
0

DOBLE LLAVE – El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) informó este jueves que más de mil personas en el norte de Irak tuvieron que ser atendidas por síntomas de asfixia, luego de que la milicia terrorista Estado Islámico (EI) incendiara una planta de sulfato.

“A causa del incendio, se extendió a finales de la semana pasada al sureste de la ciudad de Mosul, controlada por el EI, una nube tóxica sobre decenas de kilómetros“, explicó PNUMA.

La milicia terrorista incendió la planta de Al Mishrak cuando las fuerzas iraquíes estaban avanzando sobre la zona durante su ofensiva para reconquistar Mosul, la última trinchera de el EI en Irak.

El Estado Islámico, pone sus esfuerzos en una “política de tierra quemada” según advirtió la organización internacional. Asimismo, mencionó como ejemplo el incendio de 19 posos petrolíferos cerca de la localidad de Al Kayara, a causa de los cual la población y fuerzas se expusieron al humo tóxico.

También, “el pasado domingo quedó dañada una hidroeléctrica durante enfrentamientos, lo que causó una fuga de gas cloro”, según PNUMA. Unos cien civiles tuvieron que recibir atención médica.

Angélica Rodríguez.

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Stringer.

Que el pánico no se apodere de ti

Artículo anterior

Ex presidentes piden proteger la democracia

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos