0

DOBLE LLAVE – En España, un grupo de investigadores del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) descubrió que las esponjas marinas retienen cerca de 48 millones de toneladas de silicio al año en los océanos, lo que puede contribuir a hacerle frente al efecto invernadero y el calentamiento global en la atmósfera.

Asimismo, el CISC explicó a través de un comunicado los resultados del estudio, el cual estuvo dirigido por el investigador Manuel Maldonado, donde se demuestra que la mayor parte del silicio existente en los océanos provienen de esponjas marinas, y no de las diatomeas, una microalga que constituye uno de los tipos más comunes de fitoplancton, como se sostenía en principios del estudio.

De interés: Diseñan prueba de diagnóstico prenatal no invasiva para células falciformes fetales

Igualmente, se apuntó que el ciclo del silicio es uno de los más importantes de todo el ecosistema marino, puesto que este elemento químico, que se encuentra disuelto en los océanos, es fundamental para el crecimiento de las diatomeas, que absorben grandes cantidades de CO2 con su fotosíntesis que ayudan a reducir el efecto invernadero.

En este sentido, estudios previos, que únicamente tenían en cuenta los esqueletos de la diatomeas, alertaban sobre la necesidad de encontrar otra fuente de silicio en el mar ante la posibilidad de que el equilibrio de su ciclo estuviera roto por el deshielo creciente de los glaciares y polos.

Ahora, los investigadores españoles del CEAB-CSIC desvelaron que la cantidad de silicio retenido en el océano es un 28% superior a la anteriormente investigada, gracias a la función que desempeñan los esqueletos de esponjas marinas en los fondos marinos.

Rubén Vásquez

Con información de Agencias

ONU le solicita al gobierno de Nicaragua fin de las “represalias” a periodistas

Artículo anterior

López Obrador pidió castigo ejemplar para autor de la masacre de El Paso

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Innovación