0

DOBLE LLAVE – Falta de agua, apagones e inseguridad fueron una de las principales causas que impidieron que los niños y adolescentes venezolanos asistieran a clases durante el año escolar correspondiente al 2018 y 2019. 

Oscar Iván Rose, director de la asociación civil “Con La Escuela”, destacó que “a pesar que desde hace cuatro años hay una pérdida significativa de clases, este año el problema se ha exacerbado por, específicamente, las fallas eléctricas que en el mes de marzo generaron la suspensión de las actividades académicas por un mes”.

De interés: Violencia en Ucrania podría dejar sin agua a millones de personas 

Rose destacó que “estamos ante un problema crónico que tiene consecuencias directas y muy graves sobre el aprendizaje de los estudiantes venezolanos. La construcción del aprendizaje es un proceso continuo y si esto se ve interrumpido en muchos casos se pierde todo lo que el alumno había venido aprendiendo y tienes que volver con actividades de recuperación”.

A su juicio, el riesgo en la pérdida de clases por parte de los estudiantes, es que se aumenta el rezago académico, porque “tanto los niños como los jóvenes arrastran problemas de conocimientos que no fueron aprendidos en su momento”.

Explicó que “si un niño no aprendió a leer entre primer y tercer grado, esto puede significar que cuando llegue a cuarto u otro grado siguiente será mucho más difícil que el alumno sea alfabetizado”.

De interés: Más de 600 civiles muertos en ataques en el centro de Malí este año

Alertó que “esta situación empeora cuando se refiere específicamente a los liceos venezolanos, porque ante la falta de un docente capacitado para dictar una asignatura, simplemente colocan a un improvisado a dictar una materia que no domina”.

El director de la asociación civil señala que este año escolar ha sido catastrófico, considerando que “hay escuelas y liceos que técnicamente perdieron el año por la cantidad de días perdidos, y esto se acentuó ya que luego del mes de marzo, mes donde fueron más fuertes los apagones, el horario de clases fue restringido”.

Finalmente, denunció que “la supuesta normalidad existe sólo en Caracas, porque en el resto del país siguen con horarios recortados en función de la existencia de los servicios básicos, incluido el transporte. Las escuelas del turno de la tarde fueron las más afectadas, porque el horario vespertino prácticamente se eliminó”.

Redacción de DOBLE LLAVE

Con información de Nota de Prensa

Gobierno presentó 70 observaciones al informe de Bachelet

Artículo anterior

Solórzano y Prieto denuncian supuestas amenazas de muerte

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Destacadas