0

DOBLE LLAVE – Un estudio de investigadores de la Universidad de Columbia Vagelos y NewYork-Presbyterian (EE.UU.) identificó qué tipos de estrés físico y psicológico durante el embarazo pueden ser más determinantes para el bebé.

Catherine Monk, líder del estudio y sus colegas examinaron 27 indicadores de estrés psicosocial, físico y de estilo de vida, recopilados de cuestionarios y evaluaciones físicas diarias de 187 mujeres embarazadas sanas.

Alrededor del 17% de las mujeres estaba psicológicamente estresada, con altos niveles clínicamente significativos de depresión y ansiedad. Otro 16% estaba físicamente estresada, pero con una tensión arterial diaria relativamente más alta y una mayor ingesta calórica. El resto, un 67% estaban sanas.

De media, nacen alrededor de 105 varones por cada 100 nacimientos femeninos, pero en este estudio, la proporción de sexos en los grupos favoreció a las hembras.

Quizás sea de su interés: Tres activistas colombianos en riesgo son acogidos en Madrid

“Otros investigadores han visto este patrón después de los trastornos sociales. Los estudios han demostrado que los hombres son más vulnerables a los entornos prenatales adversos, lo que sugiere que las mujeres muy estresadas pueden tener menos probabilidades de dar a luz a un varón” indicó Catherine Monk.

La investigación arrojó que las madres con estrés físico, tenían más probabilidades de dar a luz prematuramente que las madres sin estrés. Por otra parte, observaron que las madres con estrés psicológico tuvieron más complicaciones de parto que las madres con estrés físico.

Cabe destacar que, encontraron que lo que más diferenciaba a los tres grupos era la cantidad de apoyo social que una madre recibía de amigos y familiares. Por ejemplo, cuanto más apoyo social recibe una madre, mayor es la probabilidad de que tenga un bebé varón.

Según los investigadores, se estima que el 30% de las mujeres embarazadas reportan estrés psicosocial, el cual se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro, con tasas más altas de mortalidad infantil y de trastornos físicos y mentales, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y ansiedad.

Gabriela Morales

Con información de agencias

Nobel de Economía reconoce transformación de estudios sobre pobreza

Artículo anterior

Televisión china volvió a transmitir partidos de la NBA sin los Rockets de Houston

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas