0

El empresario Eoin Fahy jefe de economía de la firma Kleinwort Benson Investors, empresa dedicada al estudio e inversión en agua, asegura que las sociedades saben que el vital líquido es el producto más esencial en el mundo pero que las inversiones no responden a esta máxima universal.

Asegura que en los últimos años se ha invertido demasiado en las fuentes petroleras en vez de dedicarse al suministro de algo “que es finito, se va acabar”.

Y es que además de irse agotando lentamente, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, tan sólo 1% del agua existente es consumible para los humano, porque el 97% es salada proveniente de los océanos.

El gran problema radica en que aun las plantas desalinadoras, responsables de convertirla en agua potable, son muy costosas y por falta de inversión adecuada no han podido ser construidas en todos lados.

Los países con grandes poblaciones como China, India, Australia, Israel, Jordania, Emiratos Árabes y algunas naciones africanas enfrentan severos problemas con el agua debido a que, en algunos casos la demanda de agua es cubierta por ríos o lagos contaminados, y en otros las grandes represas se ubican hacia las zonas de menor población lo que estructural y estratégicamente ya es un problema.

Por ello el empresario está convencido que el negocio de hoy es invertir en las compañías que están involucradas en mejorar la calidad del agua, que van desde empresas de construcción dedicadas a la producción de plantas desalinadoras, hasta las compañías tecnológicas enfocadas en encontrar nuevas formas de hacer limpia el agua.

 Es ahí donde la fuente de dinero más grande que la humanidad haya conocido.

American Water Works, una compañía dedicada al tratamiento de aguas residuales como servicio público, y Danaher Corporation, una firma global del sector ciencia y tecnología, se han dado cuenta del diamante en bruto que es el agua y han volcado todos sus esfuerzos hacia ella, obteniendo una rentabilidad superior al 121% según Fahy.

Eoin Fahy asegura que las inversiones en agua siempre generan ganancias porque al tratarse de un líquido que se agota comprometiendo la vida siempre habrá interesados en descubrir nuevas oportunidades de inversión.

Además destaca que no pasara mucho tiempo para que quienes viven angustiados por el precio del petróleo se den cuenta que se puede vivir sin combustible pero no sin agua.

El oro negro es pasado, se acerca la era del oro incoloro.

YR

Con información de BBC Mundo.

Fotografía de Gettyimages.

Independentismo gana en Cataluña

Artículo anterior

Google ayuda a salvar elefantes

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.