0

Con el fin de reducir el riesgo de incendios y proteger a los urogallos de las artemisas y otras especies de la zona, varios científicos desplegaron sobre el oeste de Idaho, en Estados Unidos, pequeños aviones no tripulados para mapear un paisaje poco conocido.

Los expertos sostienen que deben aprender más sobre las especies que crecen en la región, para que cuando se recuperen las áreas calcinadas los responsables de las tierras no planten una variedad de artemisa que los urogallos no coman.

Los 11 estados en los que se encuentra el pájaro, que tiene el tamaño de un balón de fútbol, están considerando incorporarlo a las protecciones federales recogidas en la Ley de Especies en Peligro.

Jennifer Forbey, de la Universidad Estatal de Boise, es una de las científicas que dirigen los drones equipados con lentes especiales para intentar identificar subespecies de artemisa.

El urogallo es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae.

Pero esas subespecies son tan parecidas que incluso expertos en botánica tienen problemas para diferenciarlas.

JVC 

Con información de Yahoo Noticias

Yonny Bolívar será juzgado en Venezuela

Entrada anterior

Ser escéptico afecta tus ingresos

Siguiente entrada

Comments

Comments are closed.

More in Prevención