El estudio fue publicado en la revista PloS One y pretende una elaboración más "realista" a futuro
0

DOBLE LLAVE – Científicos de la Universidad Estatal de Iowa desarrollaron una investigación mediante la cual diseñaron un árbol artificial que emula al álamo, cuyas hojas producen electricidad cuando reciben impulso o balanceo del viento. Con esto tratarían de demostrar que es posible obtener energía eléctrica imitando a las plantas.

La clave del proyecto es el efecto piezoeléctrico un “fenómeno que ocurre en determinados cristales que, al ser sometidos a tensiones mecánicas, su masa adquiere una polarización eléctrica y aparece una diferencia de potencial y cargas eléctricas en su superficie”.

Diseño biomimético

Las hojas artificiales de este árbol están constituidas de cristales piezoeléctricos. Estas generan electricidad a partir de la energía eólica. Por otra parte, en el interior de los tallos de las hojas artificiales fabricadas por los investigadores, se encuentran pequeñas láminas de plástico que liberan una carga eléctrica al ser movidas por el aire.

La tensión mecánica del movimiento hace que su masa adquiera polarización eléctrica.

Se espera que para el futuro puedan ser realizados árboles más realistas, gracias a la biomimética, y que de esta forma los seres humanos puedan disponer de una especie de “molinos” de viento que reporten energía eléctrica gracias a la energía eólica.

La imagen del proyecto y algunas de sus características

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ninoska Moncada

Con información de xatacaciencia

Tinder y Nescafé se unen para San Valentín

Artículo anterior

Nuevo malware infecta a bancos del mundo

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Destacadas