0

DOBLE LLAVE – La noche del jueves la Corte Suprema de Brasil decidió, por 6 votos a 5, que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales, una acción que podría beneficiar al expresidente Lula da Silva.

Esa acción judicial estaría modificando la jurisprudencia que determinaba el inicio del cumplimiento de penas a partir de una condena en segunda instancia.

“Una vez que conversemos con Lula este viernes, llevaremos al juez de ejecución de penas un pedido para su liberación inmediata, con base en el resultado de ese juicio del Supremo Tribunal Federal (STF)”, informó el bufete Teixeira Martins en un comunicado.

De interés: Tribunal Supremo de Brasil niega la aprehensión de Dilma Rousseff

Lula, de 74 años, empezó a purgar en abril de 2018 una pena de 8 años y 10 meses de cárcel, tras haber sido condenado en segunda instancia por corrupción y lavado de dinero.

El cambio de jurisprudencia debe llevar a las cortes a examinar la situación de 4.895 personas, entre ellas Lula. No todas podrían ser liberadas, porque los casos de mayor peligrosidad tendrían dictada prisión preventiva.

Gabriel Velásquez

Con información de Panorama

Xiaomi presenta primer teléfono con cámara de 108MP

Artículo anterior

Alberto Fernández rechazó la ayuda del FMI

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas