0

Las protestas por la muerte de un hombre de origen senegalés durante un registro policial continuaron el pasado martes en España: unos 200 compatriotas del fallecido se manifestaron por las calles de Salou, localidad situada en el noreste del país donde tuvieron lugar los hechos.

Los manifestantes, que iniciaron la marcha de forma pacífica frente al Ayuntamiento, portaron carteles con mensajes como “Basta ya de violencia” o “Stop al racismo”, según informaron medios españoles.

La protesta, en la que se produjeron algunos incidentes puntuales, estuvo vigilada por agentes de las fuerzas de seguridad, después de que ayer se desataran fuertes disturbios a raíz de la muerte del hombre senegalés, que se saldaron con una veintena de heridos (entre ellos, varios policías).

El suceso tuvo lugar a primera hora de la mañana del martes, cuando agentes de la policía catalana –Mossos d’Esquadra— irrumpieron en una vivienda para efectuar un registro bajo orden jucicial en el marco de una operación contra la falsificación y distribución ilegal de contenidos digitales.

Según informaron los Mossos d’Esquadra en un comunicado, el fallecido se precipitó desde un balcón de la vivienda que iba a ser registrada “al detectar la presencia policial”. Murió en el acto.

El alcalde de Salou, Pere Granados, hizo un llamamiento a la calma y a la “paz social”. La localidad, situada en la costa este de España, es una de las más turísticas del país y multiplica por diez su población en estas fechas.

AG

Con información de dpa.

Prescriben cargos contra Assange

Artículo anterior

Cemex vende activos por 230 millones de euros

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos