La Federación de Bolivia fue allanada y su presidente sigue detenido
0

Josep Blatter, ex presidente de FIFA, ha sido tildado muchas veces de corrupto. El fútbol, en ese sentido, parece manchado por los intereses monetarios de quienes lo gobiernan. El mayor escándalo de corrupción se produjo hace semanas, con la detención de varios dirigentes en Suiza. El hecho ha sido denominado FIFA Gates e incluye a un gran número de dirigentes sudamericanos, todos detenidos por procedimientos ilícitos en transacciones internacionales. Sin embargo, la Conmebol intuye que lo que ellos han sido capaz de hacer fuera de sus países, es solo una pequeña parte de lo que han llevado a cabo dentro de los mismos. Bolivia es el ejemplo.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, se encuentra preso desde hace semanas. Su detención fue el clímax de una serie de investigaciones en el seno de la Federación. El sistema judicial del país está llevando a cabo la limpieza, y para ello, el pasado jueves, allanó el edificio principal de la FBF, ubicado en la ciudad de Cochabamba.

El fiscal general del Estado de Bolivia, Ramiro Guerrero, explicó a los periodistas que esta acción fue asumida porque en varias ocasiones su despacho solicitó información financiera a la entidad deportiva, sin haber recibido respuesta. «Hubo negligencia de los dirigentes», dijo Guerrero.

El operativo de allanamiento fue encabezado por el fiscal Juan Pablo Mendieta, quien no entregó declaraciones a los periodistas. Los funcionarios del Ministerio Público recolectaron documentos de las oficinas contables de la entidad deportiva.

Carlos Chávez, presidente de la FBF y tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), está detenido en la cárcel de Palmasola de Santa Cruz. El secretario general de la FBF, Alberto Lozada, también está recluido en ese penal.

El Ministerio Público acusó a estos dirigentes, detenidos en tanto se desarrollan las investigaciones, por el delito de estafa múltiple. Las autoridades judiciales sospechan que los dirigentes desviaron recursos de un partido de fútbol jugado para fines benéficos.

La FIFA y la Conmebol encargaron una auditoría y siguen de cerca este proceso legal.

LS

Con información de dpa.

Los ojos puestos sobre Danny

Artículo anterior

Rusia concretará venta de misiles a Irán

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos