0

DOBLE LLAVE – Los colombianos reactivaron el martes 21 de enero las protestas contra el gobierno democrático de Iván Duque con marchas y bloqueos de vías en ciudades como Bogotá, donde estallaron fuertes disturbios con al menos cuatro lesionados y varios detenidos.

La movilización, que incluyó la convocatoria a un «cacerolazo nacional» en horas de la tarde, congeló el tráfico en varios puntos de la capital colombiana.

Por su parte, la policía enfrentó con gases lacrimógenos y chorros de agua a encapuchados violentos que lanzaron piedras y generaron destrozos.

La alcaldía de Bogotá reportó en Twitter 18 «manifestaciones pacíficas», aunque también dos focos de disturbios protagonizados por «minorías de encapuchados violentos».

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en funciones desde el 1 de enero, fijó un protocolo para evitar la violencia durante las movilizaciones que prevé una instancia de diálogo antes de activar un uso progresivo de la fuerza policial.

El movimiento de protesta, que congregó multitudes a finales del año pasado, volvió a las calles después de la temporada de vacaciones, con un amplio pliego de peticiones que exigen un cambio de rumbo al gobierno conservador que se instaló en agosto de 2018.

De interés: Protestan en EE.UU. contra controles de armas de fuego

Gabriel Velásquez

Con información de agencias, otros medios y redes sociales

China teme mutación del coronavirus

Artículo anterior

Merkel rindió homenaje a supervivientes de Auschwitz

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas