El desafío es la creación de nuevas estrategias y políticas que promuevan oportunidades laborales en el presente y en el futuro
0

DOBLE LLAVE – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) realizó un informe donde revela que al inicio de la propagación del virus en la región de América Latina y el Caribe la cobertura de seguros por desempleo era del 17% pero que en el momento del estallido de la epidemia la misma era del 46,5%.

Por parte de la organización, la cobertura efectiva de las prestaciones no contributivas alcanza al 3,2% de la población frágil, mientras que, el consumo público en protección social ronda el 9,7% del Producto Interno Bruto (PIB).

De esta manera, el análisis de la OIT subrayó que antes de la llegada de una gran crisis, un buen sistema de protección social es primordial para cubrir necesidades relacionadas con salud, como por ejemplo esas vinculadas a indemnizar la caída de ingresos y ayudar a los más vulnerables.

La crisis tras el SARS-CoV-2 dejó expuesta la brecha de sostenibilidad en América Látina

No obstante, los sistemas que actualmente existen no pudieron dar abasto para satisfacer la demanda, concluyó la OIT.

Indiscutiblemente, el documento obliga a replantearse los objetivos en las mejoras del sistema de protección social en Latinoamérica y el Caribe. Se reveló la debilidad ante los eventos naturales, así como también los creados por los seres humanos, dejando efectos significativos y exponiendo las grietas en materia de cobertura, sostenibilidad y suficiencia.

Lea también: Justicia de Brasil anula planes de Bolsonaro para acabar con la protección de manglares tropicales

 

María Gabriela Moncada

Con información de dpa

 

Líderes de la UE aseguran tener más coordinación para frenar segunda ola de coronavirus

Artículo anterior

España no asignará un embajador para Venezuela

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.