0

El uso de la tecnología láser ha ido en aumento. Ahora, investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard han logrado dar un paso importante en este campo, al convertir las células orgánicas de sus pacientes en pequeños rayos láser, capaces de servir como apoyo para algunos procedimientos médicos.

El avance, publicado en la revista de investigación Nature, se basa en un método con el que se logra que las células orgánicas se conviertan en láseres internos de una baja intensidad, lo suficientemente útiles como para identificar células cancerígenas o tejido infectado por alguna condición concreta.

Seok Hyun Yun, académico de Harvard y uno de los autores del estudio, detalló que en realidad su sistema se basa en los tres componentes básicos que se necesitan para crear un rayo láser: «Una bomba que haga la luz, un resonador o cavidad que atrape la luz y un medio de ganancia que amplifique la luz a una longitud de onda específica», todo esto se puede lograr tomando como materia principal las células orgánicas del paciente.

Basta con inyectar un pequeño microrresonador (como grasa natural, petróleo o poliestireno) y un colorante al interior de la célula para funcionar como medio de ganancia, que reacciona ante el estímulo de una luz exterior, generando una tenue luz láser a lapsos de nanosegundos, más que suficientes para servir como apoyo para la realización de algunas intervenciones médicas.

LS

Con información de Fayawayer.

Fotografía Gettyimages.

Hijo de Gadafi es condenado a muerte

Artículo anterior

Maduro se reunió en la ONU por caso Guyana

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas