0

DOBLE LLAVE – El Gobierno de Brasil, puso en marcha una operación con el objetivo de combatir el tráfico ilegal de drogas y armas en las fronteras con Paraguay, Bolivia y Argentina.

Este plan contempla el uso de unos 10 mil funcionarios de las distintas fuerzas de seguridad de Río de Janeiro. La ministra de Justicia, Toquato Jardim, aseguró que se dio una actividad sorpresa llevada a cabo por la Policía Federal y la Receita. 

Desde hace varios meses, Río de Janeiro está siendo castigada por crecientes problemas de inseguridad desde hace meses. En lo que va de año han muerto más de 90 policías por la violencia en la ciudad, según cifras oficiales.

La misión en Río, que comenzó el viernes, desplegó 8 mil 500 hombres del Ejército y 620 de la Fuerza Nacional, esta última una tropa mixta militarizada usada para situaciones de emergencia.

Krystian Tovar

Con información de dpa

Compras y protestas en día previo a Constituyente

Artículo anterior

Panamá desconocerá resultados de la ANC

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Prevención