Oposición venezolana rechaza declaraciones del presidente Maduro y llama al pueblo a "no aceptarlo"
0

DOBLE LLAVE Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, destacó que los venezolanos exigen un cambio, pero el gobierno no reconoce el llamado del pueblo, agregó.

El pueblo venezolano no se doblega y el pasado 16 de julio quedó plasmado con la participación de 7 millones 600 personas”, dijo.

Pidió que no haya enfrentamiento de pueblo contra pueblo este 30 de julio y aclaró que la lucha es contra el gobierno de turno.

Destacó que la acción de este domingo por parte del gobierno, acelera su salida del poder, solo habrá más protesta de calle, con más ingenio y valor.

A continuación el comunicado:

Nos encontramos en un momento crucial de nuestra historia. Un grupo de privilegiados pretende acabar con la Constitución y con el país.

Esta minoría violenta ha llevado a la tragedia de agravar hasta límites nunca vistos la crisis social de las familias venezolanas.

Hoy Venezuela es una nación pobre, con más del 82% de su población por debajo de la línea de pobreza, y en una lucha cotidiana y angustiada por su supervivencia. Los venezolanos que trabajan reciben hoy el salario mínimo más bajo de todo el Continente. Los venezolanos somos hoy noticia en el mundo por nuestros niños hurgando en la basura para comer, por nuestros ancianos y enfermos muriendo por falta de medicinas, por la violencia y la inseguridad destrozando hogares, y por la gente huyendo desesperada y sin futuro a otros países.

Ante este drama humanitario cada vez más grave, la mayoría de los venezolanos reclamó el cambio necesario e imprescindible en la dirección política del país. Sin embargo, el régimen se robó obscenamente el derecho constitucional de los venezolanos al referéndum revocatorio, se negó a la obligatoria convocatoria a elecciones de gobernadores, ya vencidas, y de alcaldes, próxima a vencerse, desconoció a la Asamblea Nacional electa soberanamente por 14 millones de venezolanos y usurpó sus funciones, y ha consumado un golpe de estado continuado que ha roto abiertamente el orden constitucional. Ahora, para consumar el golpe, se inventó un fraude constituyente, ilegal e ilegítimo.

Frente a todo esto, el país reaccionó y se lanzó a las calles, protagonizando la protesta más masiva y prolongada de nuestra historia.

La dictadura respondió, asesinando hasta ahora a más de 100 mártires venezolanos, encarcelando a miles de compatriotas y ejerciendo una represión tan salvaje y sanguinaria como las que sufrió el continente durante los lamentables gorilismos del Cono Sur.

Pero el valiente pueblo venezolano no se doblega. El pasado 16 de julio, en una jornada histórica y memorable, el país rechazó de manera contundente el fraude constituyente. Le pidió al régimen que parara esa locura, que se devolviera a la Constitución y a la legalidad. Se hicieron todos los esfuerzos institucionales y de presión ciudadana para evitar la consumación de este grave error.

Sepa la Fuerza Armada Venezolana, tanto los indignos que la deshonran como la mayoría de sus miembros que también rechazan el fraude, que una supuesta “constituyente” que llegue a instalarse rodeada de bayonetas y traicionando la Constitución, no podrá ser aceptada jamás por el pueblo venezolano.

Mañana 30 de julio, llamamos a que nadie participe en ese fraude por instaurar una nueva “constitución”, burda copia de la que existe en la dictadura cubana. Pero más importante, es que mañana no haya enfrentamiento pueblo contra pueblo. Nuestra lucha es contra un gobierno asesino, no contra los pocos que todavía le siguen. El día de mañana es un día de protesta pacífica.

La heroica lucha sostenida hasta ahora ya ha dado sus frutos. Producto de ella, se logró que la Mesa de la Unidad Democrática, la comunidad internacional, el chavismo no madurista, todos los sectores sociales, y el país en pleno se unieran en un solo objetivo: la defensa de la Constitución y de la Patria amenazada. Como consecuencia, lo que salga del fraude de mañana ya nació muerto, porque así lo decidieron los venezolanos, sin distingo de ideología o militancia política.

Para quienes creen que el régimen se salió con la suya, no se equivoquen: Con el fraude de mañana, la dictadura lo que ha hecho es acelerar su caída.

A partir de mañana, arranca una nueva fase de la lucha democrática. Para esta nueva fase, necesitamos más valor, más inteligencia, más disciplina y todavía mayor perseverancia. La protesta de calle se profundizará, como se han profundizado las razones que le dieron inicio. Ahora es cuando queda lucha, queda calle y queda dignidad.

La Asamblea Nacional, cuya confianza iniciada el 6 de diciembre de 2015, fue ratificada por la mayoría del país el 16 de julio pasado, seguirá sesionando y ejerciendo a plenitud sus funciones constitucionales, a pesar de todos los obstáculos de la dictadura.

Lo hemos dicho otras veces, y hoy lo repetimos: cuando un país se decide a cambiar, no hay fuerza posible que pueda impedirlo. El cambio es indetenible. La dictadura no sabe el problema en que se metió. Va a tener que enfrentar no sólo la desobediencia de todo el país, y la ingobernabilidad resultante de un pueblo que no va a aceptar la disolución de la República, sino una presión internacional e interna que no va a cesar hasta que logremos una solución política a esta tragedia.

La Unidad y el pueblo ratifican la continuidad y profundización de la lucha por los objetivos que nos hemos trazado desde comienzos de año: un cronograma electoral, la libertad de los presos políticos, a los que se suman hoy los alcaldes, reconocimiento a la soberanía popular expresada en la Asamblea Nacional, canal humanitario para alimentos y medicinas, y el desmontaje y desarme de los grupos paramilitares que agreden a la población. Esta ha sido nuestra lucha desde antes del 1ro de mayo, cuando el régimen inventó su fraude constituyente, y seguirá con más fuerza después de la caricatura de mañana.

Estamos escribiendo la historia. El destino ha querido poner en los venezolanos de hoy la responsabilidad de defender la Venezuela de nuestros padres, y de construir el país que nuestros hijos merecen por herencia. Agradezcamos a Dios esta bendición. El cambio no lo para nadie. La lucha no se detendrá hasta vencer, y nuestra vida está comprometida en ello.

Redacción Doble Llave / @doblellave

Maduro fustigó a Zapatero tras revelar detalles del diálogo

Artículo anterior

López y Capriles envían mensaje conjunto contra la ANC

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Destacadas