0

DOBLE LLAVE – El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sugirió practicar la tortura contra los miembros de su gobierno que pudieran estar implicados en casos de corrupción, lo que supone una indirecta para el ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antonio, quien está siendo investigado por un supuesto desvio de fondos públicos para financiar la campaña electoral de 2018.

«Brasil está cambiando, pero puede ser que haya corrupción. Donde hay gobierno puede ser que haya corrupción, en ese caso cuelgo al ministro del palo del guacamayo (‘pau de arara’) si tuviera alguna responsabilidad, obviamente», expresó el dirigente ultraconservador, quien en ningún momento hizo referencia a Álvaro Antonio.

Este método de tortura al que hizo referencia Bolsonaro fue muy utilizado durante la dictadura militar (1964-1985) y consistía en colgar boca abajo a las víctimas por las muñecas y los tobillos, para practicarle descargas eléctricas o amagos de ahogamiento.

Álvaro Antonio niega las acusaciones de ese delito que supuestamente habría cometido durante la campaña electoral en la que él era presidente del Partido Social Liberal (PSL) en la región de Minas Gerais.

Bolsonaro tendrá que esperar hasta que la Justicia tome una decisión al respecto para actuar en consecuencia contra el todavía ministro de Turismo.

Lee también: Bolivia acepta solicitud de refugio de 200 venezolanos después de dos años

Gerardo Contreras

Con información de agencias

Reportan el asesinato de otro exguerrillero de las FARC en Colombia

Artículo anterior

Samsung vendió un millón de unidades del Galaxy Fold

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas