0

DOBLE LLAVE – El primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, fue acusado formalmente por el fiscal general, Avijai Mandelblit, por fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos de corrupción.

En este sentido, esta acción jurídica supone un nuevo golpe en el inestable y bloqueado panorama político israelí, puesto que en un comunicado del Ministerio de Justicia, la Fiscalía decidió acusar al jefe de Gobierno en los llamados casos 1000, 2000 4000.

Cabe destacar que, el caso conocido como 4000 o Bezeq, Netanyahu es acusado de haber hecho favores entre 2012 y 2017 al gigante de telefonía israelí Bezeq a cambio de cobertura favorable de él y su mujer, Sara, en el popular portal digital de noticias “Walla”, ambos controlados por el mismo empresario, Shaul Elovitch, que también es acusado, junto a su mujer, Iris.

Mientras que, en el caso 1000, es sospechoso de aceptar lujosos regalos de millonarios para él y su familia por hasta un millón de shéqueles, lo equivalente a unos 260.000 euros, en carísimos puros, joyas, viajes y champán francés, de dos adinerados a cambio de favores.

Finalmente, en el caso 2000 se examina un presunto intento de pacto con Arnon Mozes, también acusado, editor del diario de pago de mayor difusión de Israel, el “Yediot Aharonot”, para lograr una cobertura más positiva sobre él a cambio de dañar la distribución del diario rival, el gratuito “Israel Hayom”.

De interés: España cesará a consejero de embajada en EE.UU. por caso Carvajal

Rubén Vásquez

Con información de Agencias

Estados miembros de la Unesco discuten sobre proyecto que pondría fin a la apostilla

Artículo anterior

WeWork despedirá a 2.400 trabajadores en todo el mundo

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas